La Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia rechazan las acusaciones de ser los causantes de la inflación en España

Esta federación, al igual que las del resto de España y la Confederación Española de Comercio han mostrado su profundo malestar con las declaraciones realizadas desde el ámbito del Ministerio de Economía, responsabilizando al sector servicio como el principal culpable de las tensiones inflacionistas en nuestro país, y afirmando que un mejor funcionamiento del sector de la distribución comercial favorecería una bajada de precios.

En opinión de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios, FECOS, estas afirmaciones son gratuitas e injustas, ya que pretenden desviar el auténtico debate sobre las causas reales y últimas de la subida del IPC.

Niegan rotundamente que haya relación alguna entre precios y una presunta liberalización del sector de la distribución en España, ya que el sector comercial, aseguran, es perfectamente homologable, tanto en horarios como en puntos de venta, o en canales de distribución, con los países de nuestro entorno comunitario, que tienen tasas de inflación muy inferiores a las de España.

Por otro lado, consideran que intentar enfrentar a los distintos formatos (pequeños, medianos y grandes) de la distribución comercial en España, e intentar favoracer a algunos de estos formatos obteniendo ventajas competitivas, no es más que un intento de crear un falso debate. Por todo ello, la Confederación solicita que se abra un debate que, con seriedad, analice las auténticas causas del crecimiento de la inflación en España, en los últimos años, muy por encima del conjunto de precios de la zona euros. En este sentido, la FECOS organizará durante los próximos meses mesas redondas y comisiones de trabajo al objeto de debatir y profundizar sobre dicho asunto, porque están convencidos de que hay múltiples factores que inciden de forma determinante en los precios. Entre ellos, las políticas gubernamentales, rigideces laborales, impuestos directos o indirectos o cotizaciones a la Seguridad Social. Ello haría pensar que ni el pequeño comercio ni el sector comercial en su conjunto, o la normal competencia en el sector, son los que determinan el IPC.

Comentarios