Huesca, una ciudad envejecida

Huesca es una ciudad envejecida. Diecinueve de cada cien oscenses son mayores de 65 años y más de 2.500 personas superan los 80 años. La ciudad de Huesca sufre las consecuencias del envejecimiento que se traducen en las crecientes demandas de pensiones y prestaciones de servicios sociales y sanitarios, en el mayor esfuerzo de las familias y de las instituciones para el cuidado de las personas dependientes. Aunque las familias continúan siendo el principal soporte de apoyo, uno de cada cinco mayores vive sólo en la ciudad.

Estos datos continúan la trascendencia de las políticas sociosasanitarias para personas mayores dependientes. así como el papel de la familia e instituciones en el cuidado de la dependencia. Cuestiones que han sido analizadas durante la cuarta jornada de los "Jueves Debate", organizados por la Agrupación Local del PSOE de Huesca. Durante la misma, todas y todos los asistentes podrán intervenir y plantear sus opiniones y propuestas, como de acuerdo con el carácter abierto de los "Jueves Debate?, cuyo objetivo es el estudio en común de los principales temas que en estos momentos afectan a la ciudad.

La reunión se ha abierto con la intervención de Ernesto García Arilla, experto en Geriatría, quien se ha referido a los instrumentos y actuaciones que las Administraciones públicas deberían poner en marcha para garantizar la calidad en el cuidado y asistencia a los mayores dependientes, afrontando las demandas a unos recursos sostenibles que exigen el refuerzo del papel de las familias. La abogada Olga Jiménez Mairal ha explicado los mecanismos del actual ordenamiento jurídico para que las personas mayores puedan recibir atención y asistencia. Por último el gerente de Atades, José Luis Laguna, ha tratado sobre la dependencia que sufren las personas mayores con deficiencias psíquicas, especialmente en el momento en que desaparece la familia; también ha expuesto los proyectos que en este campo desarrolla Atades en Huesca.

El debate ha estado moderado por el director del Instituto Aragonés de Servicios Sociales en Huesca, Antonio Escartín Domingo.

Comentarios