Desciende el número nuevos casos de SIDA en Huesca

2002112929 sida.jpg

Según datos del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, el diagnóstico de nuevos casos de sida en la comunidad autónoma está por debajo de la media nacional y presenta una tendencia estable y recesiva. En la provincia de Huesca en 1996 se diagnosticaron 7 nuevos casos, mientras que en 2002 sólo se ha diagnosticado 1. En el total de la comunidad se han declarado en el primer semestre de 2002 ocho casos.

Desde 1985 en Aragón se ha acumulado un total de 1209 casos. 178 de ellos con residencia en la provincia de Huesca, 89 en Teruel 952 en Zaragoza. De todos los casos diagnosticados, 751 lo han sido a partir del 1 de enero de 1994, fecha en la que se amplió la definición de ?caso de sida? para su vigilancia epidemiológica en toda España. De esos 751 casos de sida, 162 se diagnosticaron en 1994, 129 en 1995, 125 en 1996, 101 en 1997, 64 en 1998, 66 en 1999, 67 en 2000, 29 en 2001 y 8 en el primer semestre de 2002.

A la vista de la evolución de las cifras, los expertos consideran que a partir de 1994 se aprecia una disminución en los diagnósticos. La mayor parte de las personas diagnosticadas de sida durante estos años son hombres, el 77´5% desde 1985 y el 86´2% de los declarados en 2001. Atendiendo a la edad, la mayoría de los diagnósticos corresponde a personas de entre 25 y 39 años, seguido del grupo de 40 a 59 años.

La categoría de transmisión más frecuente es el uso de drogas por vía parenteral (57´2%). En segundo lugar están los casos atribuidos a transmisión heterosexual (20´2%) y la transmisión homo/bisexual en varones (7´5%). Por lo que respecta a mortalidad, hasta el momento se ha notificado el fallecimiento de 499 pacientes, de los que 58 residían en Huesca, 41 en Teruel y 400 en Zaragoza

A pesar de la tendencia a estabilizarse e incluso el escenso puntual de los diagnósticos se insiste en el desconociemiento exacto del alcance que tiene la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) implica que estamos ante un problema de salud pública de primera magnitud que hace preciso concienciar a la población. El Departamento de Salud del GA mantiene varias líneas de trabajo encaminadas al diagnóstico precoz y el tratamiento de los nuevos casos.

Comentarios