CHA de Huesca considera que el PGOU es arbitrario, parcial y especulativo

El plan se queda obsoleto antes de nacer; no está pensado en parámetros de nuevo urbanismo, no se corresponde con la idea inicial, da la espalda al centro de la ciudad, especula con terrenos públicos, es precipitado y sobre todo se deja los asuntos importantes, como harineras, en el camino. Es la visión que CHA tiene del PGOU.

Los aragonesistas no entienden cómo después de tantos años esperando este plan al final se ha hecho con tanta precipitación. Al urbanismo, dice Chunta, ?le pasa como al buen caldo, que necesita tiempo de cocción; y este plan parece más un caldo de Estarlux?. En palabras de Azucena Lozano, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Huesca, la actitud del equipo de gobierno ?se podría titular como aquella película, Coje el dinero y corre?

Por ejemplo CHA ve precipitación en el asunto de las harineras. Para esta formación, las negociaciones se tendrían que haber llevado a cabo antes, y con cifras concretas sobre la mesa, y sobre todo tendría que haber atendido a las necesidades de edificabilidad del centro de la ciudad.

Respecto de los terrenos de la Granja San Lorenzo CHA considera que el equipo de gobierno intenta hacer comulgar a la oposición con ruedas de molino, aludiendo razones de reactivación del barrio del Perpetuo Socorro cuando en realidad lo que observan los aragonesistas es discriminación social, ya que finalmente las viviendas serán libres y no protegidas como se concebían en un principio, y especulación con suelo público.

En la Plaza Tarragona debería ubicarse, según Chunta Aragonesista, un nuevo centro escolar, y no otro supermercado. La precipitación está provocando, según los aragonesistas, una situación en la que ?todo vale?, o en la que se aplica la máxima del ?mejor postor?, al margen de las necesidades de la ciudad.

Asimismo considera que la solución que se de al solar de la Cámara de Comercio, debe ser mucho más meditada por los grupos, y el acuerdo que alcancen los vecinos con la Cámara debe contar con la aprobación de todos los partidos y no llevarse directamente al pleno.

CHA duda además de la voluntad de consenso del equipo de gobierno, y considera que en ocasiones el desacuerdo ha sido buscado. En resumen observa un buen trabajo técnico pero una falta de definición política, y considera que si finalmente los dos partidos de la oposición no apoyan el plan el equipo de gobierno debería replantearse el proyecto.

Comentarios