A la espera de la conformidad de Cultura sobre el desfase presupuestario en San Lorenzo.

Los trabajos en la Basílica de San Lorenzo cuentan con un desfase presupuestario de 300.000 euros (Cincuenta millones de pesetas). Las obras continúan según el ritmo previsto y los plazos se van a cumplir. Con el final de año, concluirá la última fase, cuya actuación se centra en la fachada y en la torre. Pero, mientras avanzan las obras, se está todavía a la espera de que la Consejería de Cultura dé el visto bueno al desfase. Y es que la partida económica debe estar incluida antes de que finalice 2002. El tiempo de espera está siendo importante. Son casi 4 meses sin respuesta. El motivo está siendo el lento proceso de tramitación.

El arquitecto encargado de las obras, Joaquín Naval, está a la espera de la respuesta de la Consejería de Cultura del Gobierno de Aragón sobre ese desfase presupuestario. Dicho documento está ahora pendiente de su aprobación, siempre con el visto bueno de todas las partes que en su día firmaron el convenio de recuperación del templo: DGA, Ayuntamiento, Obispado y la entidad financiera CAI.

Ahora mismo, los trabajos de restauración pasan por la última fase. En la fachada principal se está trabajando en la restitución de fábricas de piedra que están dañadas o deterioradas, así como en la eliminación de costras que se han ido incrustando con el paso del tiempo. Tras la limpieza de la fachada, con la eliminación del ennegrecido, ahora es tiempo para la consolidación y restauración de la misma.

Otro de los puntos de actuación es la torre octogonal de la Basílica. Ahora se está llevando a cabo la finalización del primer cuerpo con la cubierta ya colocada y el chapitel. Falta todavía la instalación de la aguja, el remate, y el pararrayos de la veleta, basada en una reproducción del dibujo original. En la veleta estarán presentes la parrilla, la palma del mártir y la cruz de San Lorenzo.

Comentarios