Cartas al director: Reformar contra todos

Salvador Plana

Presidente de la FAMP

Las administraciones locales y las organizaciones que las representamos llevábamos años reclamando una reforma de las haciendas locales que supusiera la adopción de un sistema transparente y estable de' financiación que situara a ayuntamientos y diputaciones provinciales en la anhelada suficiencia económica para hacer frente a la prestación de los servicios que los ciudadanos demandan actualmente. En el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias se constituyó la Comisión para el estudio y propuesta de medidas para la Reforma de la Financiación de Haciendas Locales que desde el diálogo y el consenso ha venido trabajando en la renovación de las fórmulas de financiación local. Sin embargo, el resultado de sus reflexiones y sus planteamientos ha sido totalmente ignorado por el Gobierno del Partido Popular que, de la noche a la mañana, ha aprobado un proyecto de ley y lo ha remitido a las Cortes para su tramitación urgente escudado en su mayoría parlamentaría.

Tratándose de la Reforma de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, es decir, de las vías de financiación de ayuntamientos y diputaciones provinciales, tanto el presidente del Gobierno como sus ministros lo han presentado ante la opinión pública como una bajada de impuestos, porque entre las medidas se contempla la práctica supresión del Impuesto sobre Actividades Económicas. Por lo visto, poco importa solucionar la penosa situación que arrastran las economías de las administraciones locales, ya que la reforma se vende como un ahorro para algo más de dos millones de contribuyentes, que también tienen la condición de votantes en las elecciones que ya están a la vuelta de la esquina.

La necesaria reforma de la financiación de las haciendas locales no merecía este tratamiento. Aun estando de acuerdo en que hacía falta modificar el IAE, los re- presentantes de ayuntamientos y diputaciones no aceptamos que estas administraciones pierdan recursos económicos ni queremos trasladar a otros sectores de la población una carga impositiva que el Gobierno por su cuenta ha decidido elimInar.

Comentarios