Ocho afectados por una filtración de aguas residuales en Huesca

El episodio ha tenido lugar en la promoción de viviendas de las Miguelas. Todo apunta a que se habría formado un tapón en los desagües de la zona, llegando a rebosar aguas fecales a un depósito que se utiliza para proporcionar presión a los domicilios de uno de los bloques de viviendas de la mencionada promoción.

El Servicio Provincial de Salud ha realizado los oportunos análisis del agua de las viviendas, comprobándose que existía una contaminación, posiblemente por una filtración de aguas residuales.

El Ayuntamiento enmarca este suceso en el ámbito de lo privado, ya que ha tenido lugar en el interior de una comunicad de propietarios y no en la red pública. No obstante en el lugar del suceso se han personado la Concejala y técnicos de Urbanismo, así como el promotor de las viviendas y una empresa que se dedica a la limpieza de conducciones. Los vecinos no descartan iniciar acciones legales contra el promotor, de hecho han denunciado el hecho en la Comisaría de Policía. Se ha contratado los servicios de una empresa que ya ha comenzado a realizar un peritaje de lo ocurrido, con el fin de esclarecer si el suceso tiene que ver con un defecto de obra, como aseguran los vecinos.

Precisamente uno de los vecinos de la zona ha explicado que el sábado empezaron a notar que el agua del grifo bajaba de color parduzco, en ese momento dejaron de utilizar el suministro para cualquier actividad. El problema es que no se conoce desde cuando se están filtrando las aguas residuales al abastecimiento general de la comunidad.

Ahora una empresa de desinfección va a tener que llevar a cabo una limpieza de todas y cada una de las conducciones de las viviendas. El promotor de la obra ha llevado a cabo una derivación de la conducción evitando el paso de esta por el depósito contaminado, el problema es que ahora algunas calderas no tienen suficiente presión para funcionar, por lo que los vecinos no pueden utilizar el agua de sus viviendas y, además se han quedado sin calefacción.

Comentarios