El PSOE pide al Gobierno que lleguen las nuevas tecnologías al medio rural

El grupo parlamentario socialista ha solicitado al Ministerio de Ciencia y Tecnología que agilice la sustitución de las líneas de telefonía rural de acceso celular (TRAC) en Aragón para facilitar el acceso universal de Internet a los cerca de 4.839 usuarios que actualmente disponen de este servicio en Aragón y que por vivir en zonas rurales -con escasa densidad de población y difícil orografía- no disponen de una línea tradicional de cobre.

El parlamentario socialista Ramón Laplana ha explicado que "las personas que vivimos en determinados núcleos rurales de Aragón no podemos encontrarnos ni competir en igualdad de condiciones si no podemos disponer de Internet de forma universal porque los teléfonos actuales TRAC cuentan con una escasa capacidad que no permite la conexión a Internet, ni fax ni pago con tarjetas. Igualmente hay que solicitar la llegada de la banda ancha en igualdad de condiciones al mundo rural.

Laplana ha añadido que esta situación de desigualdad "está generando grandes problemas no sólo para asentar la población en el medio rural porque la comunicación universal facilita los contactos empresariales, sino también con los negativos efectos en el turismo rural, ya que no pueden realizar las reservas por esta método cada vez más utilizado".

El diputado socialista ha indicado que "la puesta en marcha de hoteles y casas rurales en muchas zonas del Pirineo hace más urgente si cabe la universalización de Internet y la sustitución urgente de los teléfonos TRAC".

El parlamentario socialista ha explicado que el Gobierno central siguiendo las directrices que marca la Unión Europea hace muchas fechas que prometió la universalización del acceso a Internet y lo incluyó en el servicio que deben tener todos los ciudadanos independientemente de su lugar de residencia o de su poder adquisitivo.

En este sentido, el Gobierno ha convocado un concurso para subsanar estas carencias que se resolverá en diciembre. Telefónica España, por su parte, como operador dominante, tiene que presentar al Ejecutivo una propuesta para garantizar el acceso a la red a todo el mundo, lo que se traduciría en la sustitución de 206.625 líneas TRAC existentes en España (casi 5.000 en Aragón), ya que no son compatibles con la conexión a la Red como se establece en la Ley de Servicios de Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI).

El concurso abierto por Telefónica finalizó el pasado 16 de octubre para recibir las ofertas de las operadoras de cara a entregar la gestión de la telefonía rural. De esta forma se podría sustituir los teléfonos TRAC por la tecnología de radio LMDS -mediante pequeñas antenas localizadas permite la recepción y transmisión de datos- por la que parece apostar el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Las Cortes de Aragón aprobaron el pasado 23 de mayo una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno central a garantizar las condiciones de accesibilidad, calidad y mantenimiento de este servicio equiparándolas a la mayoría de los ciudadanos. Según la convocatoria de Telefónica de España todos los usuarios deben disponer de todos los servicios en diciembre de 2004.

Comentarios