Momento trascendente en la nieve

Siempre ha sido un sector muy complicado, pero ahora más. En los últimos 15 años, de ser unas empresas con poca trascendencia, han pasado a ser estratégicas y esto ha provocado una fuerte modificación en los consejos de administración, en los ayuntamientos, en las instituciones y en los empresarios que han tenido que afrontar complicadas decisiones.

Aragón, Huesca, los valles del Pirineo viven un momento trascendente. De las decisiones de los próximos días depende el futuro económico de cientos de familias .La nieve ha dado vida a la montaña, ha conseguido asentar población y ha generado un movimiento social que hace unos años era impensable. Solo hay que ver la evolución de los valles que tienen en su cabecera una estación de esquí y quienes no la tienen.

Ahora mismo la situación es muy complicada: la ley del Pirineo acumula retrasos, Astún y Candanchu están fuera -puede haber negociaciones- del Holding (Montañas de Aragón) impulsado por DGA-Ibercaja, Formigal esta pendiente de las ampliaciones de área esquiable, hay valles que quieren abrir nuevos centros, los ayuntamientos propietarios de los montes buscan acuerdos con las empresas, Astún tiene ganado en los tribunales a la DGA un contencioso urbanístico que supone muchos millones y ya dio un aviso a la administración autónoma en la presentación de la campaña de Nieve Aragón, Canfranc quiere abrirse un hueco hacia el Valle de Tena con una nueva zona esquiable, la unión del Valle del Aragón y Tena sigue pendiente, el proyecto Olímpico esta pendiente de la decisión de la nueva fundación para el 2014, hay empresas que están pendientes de invertir en oferta complementaria de Hoteles, campos de Golf, parques temáticos, estaciones de esquí nórdico, nuevas urbanizaciones y complejos turísticos.

Sobre la mesa hay asuntos muy complicados, hay que pedir "talante y talento" para tomar las decisiones acertadas que permitan crear un bloque sólido para competir con las ofertas punteras en Alpes: Pirineos Franceses, Andorra, Pirineo Catalán y Sierra Nevada.

En el inicio de la temporada pasada, ya se apuntaba, que el sector no esta tan blanco como se quiere pintar, tiene todavía algunos borrones que hay que corregir si deseamos que se cumplan las expectativas que todos tenemos depositadas en el futuro de la nieve en Aragón.

Comentarios