“La mujer ha experimentado una revolución desde los años 60”

Los tiempos han cambiado, afortunadamente, para la mujer. La española de hoy no tiene nada que ver con la de ayer. No hace falta viajar mucho en el tiempo para encontrar una mujer sin derechos, que vive a la sombra del hombre. En los años 60, sin ir más lejos, la mayoría de las féminas españolas no podían disponer de su nómina libremente, y su círculo se cerraba entre la casa y el mercado. Las asociaciones de amas de casa han jugado un papel muy importante en este cambio.

La Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Alto Aragón se fundó hace 33 años. Entonces las preocupaciones de los asociados eran bien distintas. La mujer, como principal consumidor, luchaba por la homogeneización de los precios en los mercados y grandes almacenes, y el comercio centraba buena parte del quehacer de la asociación.

Poco a poco la sociedad ha ido cambiando, y las circunstancias socio-económicas, unidas a las reivindicaciones sindicales y el apoyo de asociaciones y colectivos, el cambio en la educación, el acceso de la mujer al mercado laboral...han colocado a la mujer en un puesto mucho más reconocido dentro de la sociedad. Según Ramona Cervantes, presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Alto Aragón, ?la mujer antes era considerada poco menos que una esclava del hogar, hoy en día ya no es así?.

Sin duda queda mucho por hacer, y todavía no se puede hablar de igualdad entre hombres y mujeres: los puestos directivos siguen siendo privilegio del sexo masculino, y las estadísticas demuestran que ante un mismo puesto de trabajo el hombre cobra más que la mujer. Además el trabajo de ama de casa no está reconocido económicamente, y éste es el objetivo de las asociaciones de mujeres hoy en día, que la sociedad reconozca, de alguna manera, que el trabajo en casa es también un trabajo.

Comentarios