Larraz comparece en las Cortes para explicar el control sobre las asociaciones de disminuidos psíquicos

El consejero de Salud y Asuntos Sociales, Alberto Larraz, deberá responder en las Cortes de Aragón a la solicitud del Grupo Popular para recibir información sobre las medidas de control que su Departamento ha puesto en marcha sobre la actuación de las asociaciones de disminuidos psíquicos de la Comunidad.

Esta comparecencia de urgencia ante la Comisión de Sanidad, se solicitó tras el debate generado en la sesión del pasado 29 de octubre en la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos a la que acudieron los representantes de los sindicatos USTA y STEA para presentar ante los diputados sus quejas sobre la situación de la Asociación Tutelar Asistencial de Minusválidos Psíquicos (ATADES).

Desde el PP, se solicita de Larraz información sobre el comienzo de los trabajos de unos equipos multidisciplinares destinados a estudiar la evolución de las personas que parecen este tipo de discapacidades y velar por su integración en el ámbito laboral, medida que fue aprobada por las Cortes de Aragón para ejercer un control desde la Consejería de las asociaciones que reciben subvenciones del Gobierno aragonés.

Este es el caso de ATADES que tiene pendientes 84 denuncias presentadas por su propio comité de empresa ante la Inspección de Trabajo. Entre las cuestiones que se han hecho públicas por los representantes de los trabajadores está la de que algunos de los jóvenes de la asociación ?no se encuentra en las condiciones laborales más adecuadas para su situación?.

ENFERMOS DE SIDA

Durante esta misma sesión, el PP presentará a debate una proposición no de ley con la que intenta que el Departamento de Salud del Ejecutivo aragonés inste a los centros sanitarios de la Comunidad a que incluya las pruebas del VIH y la Hepatitis B y C para aquellos pacientes de riesgo que se vayan a someter a intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas en las que se requiera intervención.

Desde el PP se defiende la necesidad de que se incluyan estas pruebas en los estudios previos y que consten con el consentimiento informado del paciente, porque ?se acentuaría la labor preventiva frente a la enfermedad?, evitando contagios entre los trabajadores sanitarios ?a pesar de la existencia de estudios contradictorios con respecto al contagio de este personal?.

Comentarios