Los bomberos de Huesca estudian celebrar en Sabiñánigo las próximas jornadas de Emergencias y Catástrofes.

20021116ambulancia.JPG

Estas jornadas se organizaban conjuntamente por el 061 Aragón, el Insalud y el Cuerpo de Bomberos del ayuntamiento de Huesca, en el mes de noviembre. Este año, sin embargo, los cambios derivados del traspaso de competencias sanitarias a Aragón ha dificultado su organización. Ahora, son los bomberos oscenses, con su responsable Jacobo Morlán a la cabeza, quienes están intentando recuperarlas para principios del próximo año.

La pasada edición, al término de las segundas jornadas, ya se dijo que para la próxima vez se había pensado en descentralizarlas, y celebrarlas en algún otro punto de la provincia, de manera que todos los equipos y cuerpos de seguridad y protección civil del Alto Aragón pudieran tener acceso a este tipo de encuentros. En estos momentos, se está en conversaciones con la comarca del Alto Gállego y con los responsables de protección civil en Sabiñánigo, para celebrarlas allí. No obstante, los organizadores no quieren descuidar Huesca capital, y aquí también se realizará una parte de las Jornadas. En esta ocasión, además, se pretende hacer más incidencia en las actuaciones de los bomberos y su realidad, que en cuestiones de socorrismo y medicina, como ha ocurrido en las anteriores ediciones.

Las segundas jornadas de emergencias y catástrofes analizaron la preparación que había en la provincia de Huesca para responder ante una gran catástrofe, en puentes, túneles o carreteras de montaña. Se desarrollaron mesas redondas y ponencias, y se finalizó con un simulacro de catástrofe, en el que se rescataron 40 víctimas de un accidente de autobús. En estas jornadas participaron médicos, profesionales del transporte sanitario, voluntarios y otros colectivos para analizar cuestiones relativas a la seguridad, a las nuevas tecnologías aplicadas en las emergencias y a la coordinación.

Comentarios