17 de noviembre: Día de la Iglesia Diocesana.

Este próximo domingo se celebra el día de la Diócesis. Una celebración que tiene dos finalidades: Fomentar en los católicos el sentido de pertenencia a la gran familia de los hijos de Dios que es la Iglesia, y recordar a los fieles su deber de contribuir al mantenimiento de la Iglesia. El lema de este año es ?La iglesia con todos y entre todos?.

Según Agustín Catón, vicario episcopal de la Diócesis de Huesca, interesa que los cristianos conozcan la situación actual de la diócesis, en el intento de resituarse de cara el futuro. Interesa también descubrir las necesidades o carencias de la diócesis a nivel de pastoral, económicas o de futuro.

En la iglesia se necesitan sacerdotes que animen y celebren la fe, y religiosos que vivan su vocación y su carisma. Pero también se necesitan cristianos adultos que sepan situarse en el iglesia y en la sociedad, matrimonios cristianos que sean un punto de referencia para sus hijos, jóvenes que sepan llevar a sus ambientes la alegría y el sentido de la vida, y catequistas, voluntarios y gente que se implique en cauces de formación.

Pare llevar adelante todo esto, son necesarios los recursos. Por ello, la diócesis recuerda este año a los fieles su deber de contribuir al mantenimiento de la Iglesia. Y añaden que hay muchas formas de colaboración económica: por medio de la declaración anual de la renta, haciendo limosnas y donativos, creando una fundación o a través de disposiciones testamentarias. Pero lo más eficaz y comprometido es la cuota periódica con domiciliación bancaria a favor de la parroquia o directamente de la Administración diocesana. Las colectas que se realicen el domingo en la misa tendrán también la finalidad de ayudar a la iglesia en sus necesidades.

Comentarios