El Justicia de Aragón considera urgente la implantación de la Agenda 21

Fernando García Vicente ha presentado una memoria sobre el Medio Ambiente Urbano en Aragón. En el análisis el Justicia destaca que la mayor parte de las quejas ambientales que recibe la Institución se podrían resolver con la puesta en marcha en los municipios de la Comunidad Autónoma de la Agenda 21 Local, nacida de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de en 1992.

En los últimos años, los ciudadanos aragoneses se quejan cada vez más al Justicia por problemas ambientales. Las quejas en esta área pasaron de 64, en el año 2000, a 108 en el 2001 y la mayoría están relacionadas con el medio ambiente urbano. Así, en el año 2001 un 60% de las quejas (y en lo que llevamos de 2002, más del 66%) se refieren a problemas ambientales en el interior de los cascos urbanos, muy relacionados con la gestión del medio ambiente que realizan los distintos agentes responsables, y en especial los Ayuntamientos, en el ejercicio de sus competencias: contaminación atmosférica, ruidos, molestias producidas por actividades industriales o ganaderas demasiado próximas a las viviendas, gestión de las aguas residuales, de los residuos, de los espacios verdes, etc.

El estudio aporta un análisis de la situación actual del medio ambiente en las principales ciudades intermedias aragonesas. En total, se han analizado 14 localidades, en su mayoría con más de 10.000 habitantes, o con características urbanas muy específicas. Estas localidades son: Huesca, Barbastro, Monzón, Binéfar, Sabiñánigo, Jaca, Fraga, Calatayud, Tarazona, Ejea, Tauste, Utebo, Alcañiz y Teruel.

El Informe constata la importancia de una correcta planificación urbanística para prevenir y resolver problemas ambientales; propone la puesta en marcha de medidas para el ahorro y eficiencia en el uso del agua, como la instalación de contadores, o la utilización de aguas de peor calidad para ciertos usos como el riego o la limpieza pública. Se ha detectado que en algunas localidades, la falta de contadores y la antigüedad de las redes de distribución disparan el consumo de agua por encima de la media.

Respecto a la recogida selectiva y reciclado de los residuos urbanos, el estudio insiste en la necesidad de avanzar por este camino incorporando la recogida de envases y de materia orgánica. Sobre el ahorro y la gestión eficiente de la energía, el Justicia sugiere que el ahorro comience por los propios servicios públicos, que en ocasiones, suponen entre el 12, y el 16 por ciento del gasto total en electricidad de la localidad. También, favoreciendo el uso de energías renovables, como la energía solar.

Otros aspectos incluidos en el Informe Especial acompañados de propuestas, son el problema de los ruidos y la localización de las zonas de ocio más contaminantes, la adecuada proporción de zonas verdes en los cascos urbanos y la necesidad de que todas las actuaciones de educación ambiental se planifiquen y ajusten a la nueva Estrategia Aragonesa de Educación Ambiental

El informe incluye una guía de buenas prácticas ambientales para la correcta gestión ambiental de cada municipio, con propuestas y consejos concretos aplicables por todos los Ayuntamientos. También destaca la importancia del desarrollo de la información ambiental, de la participación ciudadana, y la necesidad de otorgar un mayor peso específico al área de medio ambiente de los Ayuntamientos.

La Agenda 21 Local en Aragón, a diferencia de otras Comunidades Autónomas, sólo está en marcha en unos pocos municipios: Zaragoza, Barbastro, Binéfar y la Comarca del Sobrarbe, por eso Fernando García Vicente ha resaltado la necesidad urgente de que Aragón se incorpore a la marcha de otras comunidades autónomas y otros países, donde la agenda está mucho más implantada. La Institución del Justicia presentará este Informe en el Congreso Nacional de Medio Ambiente que se celebrará en Madrid del 25 al 29 de noviembre de 2002.

Comentarios