La Antártida, emplazamiento ideal para decenas de pruebas e investigaciones

20021116antartida.jpg

La campaña antártica 2002-2003, que se iniciará en próximo 1 de diciembre, contará con un centenar de científicos, dispuestos a realizar importantes investigaciones en aquel continente. Concretamente, en la base Gabriel de Castilla, cuyo apoyo logístico correrá a cargo de miembros de la Academia de Logística de Calatayud, al mando del comandante jaqués, José Manuel Vivas, acudirán veinte investigadores.

En total, allí se van a seguir quince proyectos financiados por el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Cuatro de ellos se realizarán a bordo de los buques, uno en una base argentina pero con logística española, tres en Isla Decepción, en la base Gabriel de Castilla, tres en la base Juan Carlos I y dos más en ambas bases. Lo que se va a estudiar es realmente importante.

La importancia de la investigación es su continuidad en el tiempo. Los científicos proceden de toda España, y unos ocho son aragoneses.

Los militares presentes en Isla Decepción también harán sus propias investigaciones. Por ejemplo, en cuestiones médicas se estudiará el sostenimiento vital a heridos con lesiones por frío, el cambio en los organismos por largas exposiciones al frío o una mayor exposición solar por el agujero en la capa de ozono.

Por otro lado, se pretenden probar cómo materiales, como tiendas de campaña, ropa o botas en condiciones extremas. La novedad, en esta campaña será la prueba que se va a realizar a unas instalaciones que servirán a la comunidad científica. Se trata de unos igloos, que ha producido una empresa española. Tienen un diámetro de seis metros y una altura de seis metros. Se trata de probarlos en condiciones durísimas.

Para el próximo año se acometerán reformas y se subsanarán los problemas que en esta campaña se hayan detectado, para que el material, entonces, sea el mejor. Y es que, hay algo claro, la Antártida es implacable y no se puede ir a investigar con un producto que no esté debidamente contrastado.

Comentarios