Los módulos de Garantía Social, una garantía de empleo para jóvenes

Ha comenzado ya el curso para los 45 jóvenes inscritos en los módulos de Garantía Social que pone en marcha el Ayuntamiento de Huesca para este año 2002-2003. Tres cursos, de panadería y repostería, soldadura y electricidad que son una puerta abierta al mundo del trabajo incluso para jóvenes con problemas de adaptación o con discapacidad.

Los cursos constan de una parte teórica, de seis meses, en la que los alumnos adquieren los conocimientos básicos para realizar estos trabajos. Por ejemplo, cómo manipular los alimentos o medidas de seguridad en el soldaje. La formación se completa con otros seis meses de prácticas en empresas en las que, después, tienen muchas posibilidades de ser contratados. Flor Ardanuy: ?los empresarios quedan muy contentos del nivel de los alumnos, y prueba de ello es que a muchos se les hace contrato cuando acaban el periodo de prácticas. Es más, muchos de ellos nos preguntan si les podemos proporcionar algún trabajador más porque realmente les gusta cómo trabajan?

Los cursos intentan combinar la demanda de los jóvenes con la oferta que el Ayuntamiento considera más adecuada, ya que la filosofía de los módulos es dar una salida profesional a la mayoría de los jóvenes que los realicen. Aunque desde que el programa se puso en marcha, en el año 1995, se procuró dar cabida también a alumnos con dificultades de adaptación, éste es el primer curso que tiene alumnos con síndrome de Dawn. Flor Ardanuy considera que los módulos son una oportunidad única para ellos:

El día 8 de noviembre, en el Centro Cultural del Matadero, se celebrará la apertura del nuevo curso con una exposición realizada por los alumnos del año pasado. Los módulos de Garantía Social que se llevan a cabo en Huesca son de los más reconocidos por las autoridades educativas y también por la ciudadanía, ?como demuestra el empeño y el esfuerzo también de los familiares de los alumnos?.

Comentarios