El director general de trabajo de la DGA aboga por potenciar el funcionamiento del instituto de seguridad y salud laboral de Aragón

20021104fernando gimeno.jpg

Aragón Press.- Modificar la legislación central referente a la prevención de riesgos laborales y a la Seguridad Social es uno de los aspectos más destacados por el director de Trabajo del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, quien comparecía este lunes por primera vez en la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón. Este cambio en las leyes, acompañado de la potenciación del funcionamiento del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Aragón (ISSLA) supondrá un gran avance, según Gimeno, en la lucha por reducir la siniestralidad laboral en la Comunidad autónoma aragonesa. A pesar del incremento de accidentes mortales en jornadas de trabajo respecto al año 2001, Gimeno ha destacado el gran descenso de los accidente graves, 60 sucesos menos que en el mismo periodo del pasado año, lo que significa una reducción del 20%. No obstante, el incremento de muertes preocupa al director de Trabajo, al igual que a todos los grupos políticos. Aunque en muchos casos, según ha explicado, ?son accidentes en los que la seguridad de la empresa no tiene nada que ver?. Este es el caso de fallecimientos de trabajadores por derrames cerebrales o infartos o aquellos que han sido causados por el tráfico. Por estas causas, se han producido 13 y 6, respectivamente, dejando en tan sólo 18 los accidentes en los que sí ha tenido responsabilidad la empresa. En su intervención, el director de Trabajo ha hecho un breve resumen de los programas que el Gobierno de Aragón está desarrollando para la reducción de la siniestralidad laboral. El Programa Aragón, que se lleva a cabo desde 1998 y que ha obtenido importantes resultados, motivo por el que ha sido copiado en otras Comunidades autónomas; y el Programa Objetivo Cero, donde las empresas que se apuntan adquieren un compromiso pactado para reducción de accidentes son algunos proyectos que Gimeno ha puesto como ejemplo. Asimismo, ha resaltado el funcionamiento del programa ?Buenas Prácticas?, donde las empresas con buenos resultados en prevención de riesgos comparten experiencias con aquellas que los obtienen malos. A éstos hay que añadir el proyecto de Investigación de Accidentes Graves. Pero donde más ha hecho hincapié el director de Trabajo ha sido en la puesta en marcha de un programa piloto sobre Evaluación Continuada de la Situación de Prevención de Riesgos en las Empresas. Se trata de evaluar, mediante una inspección integral, el nivel de cumplimiento de las obligaciones específicas de las empresas en prevención de riesgos laborales referidas a organización de la actividad preventiva, evaluación de riesgos, planificación, consulta y participación de los trabajadores. Después se hace una planificación ?para aplicar el bonus malus?, que no es otra cosa que reducción en el pago de la Seguridad Social, a los que tengan buenos resultados, e incremento del pago para los que tengan resultados no deseados. ?Ha llegado el momento de potenciar el funcionamiento del ISSLA, acompañado con el acuerdo de los agentes sociales y empresarios, y con las modificaciones legislativas en las que tiene competencia el Gobierno central?, ha puntualizado Gimeno. FORMACIÓN SOBRE PREVENCIÓN Todos los grupos políticos han insistido en la necesidad de potenciar la formación sobre la prevención de riesgos laborales. ?Mientras las empresas no asuman que la eliminación de riesgos es tan importante como la cuenta de resultados, no conseguiremos nuestro objetivo?, ha afirmado el diputado del PSOE, Antonio Piazuelo. Por su parte, el diputado del Partido Aragonés, Javier Allué, ha insistido en no dejar de crear ?una cultura preventiva en las empresas y en los trabajadores, así como potenciar el papel de la Administración en el cumplimiento de la normativa?. En este sentido, el diputado de CHA, Chesus Yuste, ha señalado que esta formación debe darse sobre todo en los jóvenes, ya que el perfil de víctimas de accidentes corresponde a este sector con contratos precarios y sometidos a sobreesfuerzos. ?En este escenario es donde hay que buscar la solución al problema?, ha puntualizado. El diputado de Izquierdo Unida, Jesús Lacasa, ha señalado que hay que establecer medidas que eviten la su contratación, que es una fuente principal de accidentes. ?Para reducir la siniestralidad laboral hay que atacar en la raíz, evitando las subcontratas y la falta de formación?, ha precisado. Por su parte, la diputada del Partido Popular, María Isabel Abril, ha destinado su intervención a rebatir algunos aspectos afirmados por el director de Trabajo. La popular ha explicado que el Programa Aragón era un proyecto de la anterior legislatura que se ha desarrollado en estos cuatro años. Asimismo, ha insistido en que el Gobierno de Aragón no puede achacar el último accidente mortal en las obras de la Estación Intermodal a la falta de coordinación de las empresas en cuanto a la prevención de riesgos laborales. En este sentido, el director de Trabajo ha insistido en que ya hay un proyecto de decreto para delimitar el ámbito de responsabilidad. ?La ley debe modificarse para que los promotores sean los responsables de los accidentes ocurridos en sus obras?, ha explicado. No obstante, ha afirmado que deben ser las Administraciones Públicas las que deben dar ejemplo, ya que los últimos accidentes mortales se han producido en una obra del Ministerio de Fomento y una obra del Ayuntamiento de Zaragoza, respectivamente.

Comentarios