La red de suministro de agua de Huesca sigue sin un plan integral para su mejora

20021109vadiello.JPG

Según los últimos informes técnicos que obran en poder del Ayuntamiento de Huesca hasta un 60% del agua que sale de los diversos abastecimientos hidráulicos de la ciudad se pierde en el camino, en las conducciones. Estas son muy largas y su mantenimiento y mejora supondría un importante desembolso para el Consistorio Oscense imposible de ser asumido en un mandato.

De las tres traídas de agua de Huesca: San Julián de Banzo, Las Paulesas y Vadiello, es esta última la más importante y la que más deficiencias presenta, hasta el punto que la pérdidas en algún momento se han cifrado en más de un 50%. Se trata de más de 20 kilómetros de entubado, sobre los que ya se ha intervenido en este mandato. Además en los próximos meses se deberán sustituir parte de las tuberías por otras más modernas de acero inoxidable que el Consistorio ya ha adquirido por un importe de 240.000 euros, 40 millones de pesetas, ha anunciado la Concejala de Urbanismo, María Jesús Tovar.

Dicen también los técnicos que la calidad del agua de Vadiello, desde el punto de vista organoléptico, es de lo mejor que se puede encontrar en España, ya que estamos hablando de un embalse, cuyo vaso es de roca viva y no de tierra, como suele ser habitual. El problema estriba en la conducción, que termina determinando la calidad final del suministro.

Además, según apuntaba el concejal de Chunta Aragonesista, Miguel Solana, en un informe que encargó CHA a la Universidad de Zaragoza sobre la red de suministro de agua de boca, ésta presenta deficiencias en la traída y distribución, pero también en el sistema de potabilización, hasta el punto que, en algunas zonas, el cloro no queda bien distribuido.

Chunta considera que la solución del suministro tiene que venir determinada por un Plan Global que el Ayuntamiento nunca ha tenido interés en encargar, un plan que, además de diagnosticar la situación actual, priorice las acciones a ejecutar y las cuantifique.

En el futuro el abastecimiento de agua de la ciudad contará con el complemento del Pantano de Montearagón, el problema es que no se ha trabajado en la traída de aguas hasta Huesca. El concejal del Partido Popular, Roberto Bermúdez de Castro, ha señalado que estas obras están contempladas en el Plan Hidrológico Nacional, su financiación viene de Europa, pero es el Gobierno de Aragón el que debe correr con la redacción del proyecto, por lo que la pelota está en el tejado del ejecutivo autónomo.

Comentarios