La exposición del patrimonio doméstico altoaragonés organizado por FEACCU se puede ver en Fraga

20021108restauracion mujeres.jpg

FEACCU-Huesca, la Federación de amas de Casa, Consumidores y Usuarios inaugura este viernes una nueva exposición de ?Muebles restaurados y fotografías del patrimonio doméstico altoaragonés?. Hasta este lunes en la sala de exposiciones del Palau Montcada de Fraga se podrán ver las piezas restauradas por las Amas de Casa de la Zona. La muestra finalizará con la exposición el 5 de diciembre en Tamarite.

Este viernes la inauguración incluirá una proyección de diapositivas realizadas por el fotógrafo Fernando Biarge para el proyecto de recuperación del patrimonio doméstico altoaragonés.

En la exposición se exhiben piezas restauradas por miembros de Asociaciones de Amas de casa de cada zona, así como fotografías que explican los usos de los objetos y el proceso de recuperación, y se proyectarán diapositivas realizadas para el proyecto de recuperación del patrimonio doméstico altoaragonés.

Este proyecto de FEACCU combina la actividad de la restauración de muebles antiguos, con la investigación en los usos que las mujeres de hace unas décadas hacían cotidianamente de ellos. Se pretende, de esta forma, conocer un poco más nuestra cultura, desde el punto de vista del día a día, para valorar unos objetos realizados siempre de forma artesanal, y a los que hasta ahora no se concedía ningún valor.

La realización de un inventario de artesanía popular en el medio rural altoaragonés y la organización de talleres de restauración cuenta con un convenio suscrito entre el Departamento de Industria, Comercio y Desarrollo y Feaccu-Huesca. El Departamento de industria financió estos trabajos, este año, con 37.000 euros, más de 6 millones de pesetas. Esta cantidad ha servido para sufragar los gastos de los talleres, realizar nuevas fotografías, organizar exposiciones y participar en un mayor número de ferias.

El fotógrafo oscense Fernando Biarge ha sido el encargado de recorrer las distintas localidades, buscando en sus hogares muebles, estancias, objetos, piezas de artesanía detalles, utensilios, ropas y cientos de elementos del patrimonio altoaragonés, que ahora se puede contemplar.

Comentarios