El cementerio de Huesca se encuentra en un 90% de ocupación

20021028cementerio.jpg

Las últimas obras de acondicionado del cementerio de Huesca han supuesto la mejora del paseo central del mismo. Éste ha sido el último paso tras la construcción de 816 nichos el pasado año, de los que la mitad ya se han vendido o se encuentran ocupados. Esto supone que el cementerio oscense se encuentre a un 90% de su capacidad total, por lo que se prevé la construcción de nuevos emplazamientos.

El consistorio local sólo ha ejecutado una parte de las obras de ampliación del cementerio y espera llevar a cabo una segunda fase de construcción de nichos, otros 800, en el próximo ejercicio. No será el año próximo sino en un futuro todavía sin determinar cuando se lleve a cabo un proyecto mayor de ampliación, en más de 2.500 nichos, y se construya un horno crematorio, una demanda de las empresas funerarias.

Las últimas obras, concluidas hace unos días, han supuesto el cementado del paseo central, un camino que era de tierra, que va desde el monumento a Los Caídos hasta la zona nueva. Éstas también han incluido la mejora de la iluminación, el agua y el saneamiento de la zona. Todo ello ha ascendido a cerca de 50.000 euros.

Tanto la venta como la ocupación de nichos va según lo previsto. Desde el ayuntamiento se apunta que, en estos momentos, la ocupación por fallecimiento es mayor que la venta ya que, con la nueva regulación que permite disponer de él 49 años, los oscenses prefieren adquirirlo en el momento del fallecimiento ya que el tiempo comienza a contar no desde el momento en que se ocupa sino cuando se compra.

El precio de un nicho oscila entre los 720 y los 1.260 euros dependiendo de cual de las tres alturas se adquiera. La más demandada es también la más cara; la del medio. En el pasado, los nichos eran de cuatro y hasta cinco alturas, pero ahora se ha decidido que sean sólo de tres.

Comentarios