La octava edición de la Feria del Libro Aragonés vuelve a sus orígenes y recorta en un día su celebración

20021102feria libro.jpg

El Comité Organizador de la VIII edición de la Feria del Libro Aragonés está trabajando de cara al puente de la Constitución dónde se desarrollará la muestra de la cultura que se hace en nuestra Comunidad. Este año sólo habrá tres días del 6 al 8 de diciembre, se espera la visita de Javier Tomeo, Félix Romeo y Mariano Gistaín entre otros autores.

Asimismo, se está trabajando en actuaciones donde el folklore turolense tendrá un protagonismo en la muestra y se proyectará el primer largometraje en aragonés ?A chaminera?. La Feria homenajeará a CEHIMO con motivo de su veinte aniversario y a los Fablans y entregará premios a Hato de Foces o los Titiriteros de Binéfar entre otros, según ha explicado Chorche Paniello, del Comité Organizador.

El comité voluntario, como señala otro miembro de la organización, Jesús Planas, está trabajando para que de nuevo Monzón se convierta en la capital de la cultura aragonesa durante estas fechas. Otra de las ideas que se repetirán será el Tren de la Cultura que acercará el sábado hasta la capital mediocinqueña a viajeros procedentes de Zaragoza.

Para Chorche Paniello era el momento de volver a los orígenes y de abandonar los salones monográficos, libro infantil y Corona de Aragón, que habían absorbido la atención en los últimos años. La distribución de la Feria será como es habitual en el Pabellón de la Azucarera. En la parte superior estarán las editoriales mientras que en la inferior las exposiciones.

En este último año se ha producido un descenso en el número de editoriales presentes ya que algunas han dejado de existir, según Chorche Paniello, por falta de ventas.

Comentarios