35 jóvenes participan en el cursillo de iniciación a la pesca en Arguis

20021101arguis.jpg

Se inició en Arguis el Cursillo de Iniciación a la Pesca destinado a niños y niñas de edades comprendidas entre los 8 y 14 años que durante tres fines de semana recibirán clases teóricas y prácticas en el escenario escuela. Este curso cuenta con la colaboración de la Caja de Ahorros de la Inmaculada que lleva años trabajando conjuntamente con la Delegación Provincial de la Federación Aragonesa, para acercar este deporte y la naturaleza a los jóvenes aragoneses y también de la piscifactoría Truchas del Segre que hace la donación de truchas de su piscifactoría de Oliván.

La jornada resultó muy buena. Los cursillistas según la programación establecida realizaron todo lo programado para esta jornada. El Director del curso Angel Cetina con los monitores dieron la bienvenida a los jóvenes pescadores y lo primero antes de iniciar el trabajo para aprender las tradiciones del buen pescador el almuerzo.

Tras el mismo en primer lugar se dividió a los treinta y cuatro cursillistas en grupos, según conocimientos ya que algunos habían realizado cursillos anteriores y a continuación se repasaron las especies piscícolas de nuestra Comunidad y se comentaron algunas de las que se encuentran protegidas. Se les enseñó como son las cañas de pesca a cebo natural, lance y de mosca con cola de rata. Se realizo el aprendizaje de montar las mimas y los primeros nudos para unir la línea y los aparejos. Posteriormente se trasladaron al embalse para realizar la primera clase práctica de pesca, pescándose a cebo natural y al lance con cucharilla. El escenario no fue muy pródigo en picadas, pero aun así los pescadores pudieron disfrutar de las mismas y también se consiguió alguna trucha de gran tamaño, sobre el kilo y medio de peso.

Durante este curso los participantes aprenden a ser respetuosos con el medio, devolviendo al agua ejemplares de truchas cumpliéndose uno de los objetivos del programa: ? ten un gesto y dales la vida?. Es realmente bonito para el que lo puede vivir ?insitu?, ver como la juventud pone en práctica sin evidente esfuerzo lo que a muchos veteranos pescadores les cuesta un verdadero sacrificio, el soltar los peces. A última hora de la mañana se dio por concluida la clase práctica y aunque todos no habían sido afortunados en capturar truchas, si estaban satisfechos de lo realizado.

Antes de tomar el autobús se procedió a repartir las truchas que se habían reservado y todos los pescadores se llevaron un solo ejemplar a casa para disfrutarlo en la mesa con sus padres. Las próximas dos jornadas se realizaran los días 9 y 10 de noviembre y la salida del autobús será a las nueve horas de la estación intermodal.

.

Comentarios