La confederación empresarial oscense pide más de 900 puestos de trabajo para inmigrantes

Aragón Press.- Miembros de la Confederación de Empresarios Oscense (CEOS) han mantenido una reunión con el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ángel Fernández y varios directivos provinciales del Ministerio de Trabajo. Se piden 395 puestos de trabajo estables para inmigrantes en los sectores de construcción, transportes y metal, así como 570 temporeros para la agricultura, la industria agroalimentaria y la hostelería. Es tan sólo la propuesta de la patronal altoaragonesa, que debe pasar ahora por la decisión del Ministerio.

En la reunión se han analizado además las cifras y el funcionamiento de este sistema de contratación durante el año 2002, así como los problemas que encuentran los empresarios para contratar personal especializado de otros puntos del país.

La Confederación Empresarial Oscense responde así al Acuerdo del Consejo de Ministros del pasado diciembre, por el que se nombraba a las que las organizaciones empresariales pasan a encargarse de la gestión y tramitación de contratos de trabajadores extracomunitarios para las empresas que así lo demanden, todo ello en colaboración con el INEM, Trabajo y la Subdelegación del Gobierno.

Así los empresarios oscenses han presentado un borrador inicial que contempla 960 plazas, entre 395 puestos de trabajo estables (310 para el sector de la construcción, 20 en transportes y 65 para la industria del metal) y 570 para empleos temporales en el sector agrícola, la industria agroalimentaria y la hostelería. Es esta una primera propuesta, a expensas de lo que luego pueda decidir el Ministerio de Trabajo.

Este borrador es el único medio posible para las empresas de contratar trabajadores inmigrantes extracomunitarios para el próximos años. Los posibles futuros empleados, según marca la ley, deben encontrarse necesariamente en su país de origen y las ofertas de trabajo tienen que ser genéricas, sin poder ir dirigidas a una persona en concreto. Fuera de esta regla se encuentran los residentes de España con permiso de residencia.

El proceso de contratación comienza ahora, al remitir CEOS-CEPYME la solicitud y las características del puesto de trabajo a la Delegación de Trabajo. Después la Administración cursa esta información a las embajadas correspondientes, donde se confronta la oferta con la demanda de trabajo. Si ésta se adecua a las características del trabajo se procede a un proceso de selección en el que también pueden participar las empresas.

Comentarios