El AVE Madrid-Zaragoza comenzará a funcionar el mismo día de su inauguración

Aragón Press. - Los ciudadanos podrán utilizar el AVE Madrid-Zaragoza desde el mismo día en que sea inaugurado a finales del año actual. El anuncio lo ha realizado el secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco, durante la visita que ha giraba a las obras de la estación intermodal en la capital aragonesa. Blanco ha adelantado asimismo que la estación del Portillo permanecerá en funcionamiento después de la llegada del AVE a Zaragoza por la necesidad de terminar las inversiones previstas en la red ferroviaria convencional.

Desde el mismo día de su inauguración, los ciudadanos podrán viajar en el AVE que unirá Zaragoza con Madrid. Así lo ha confirmado el secretario de Estado de Infraestructuras durante su visita a la futura estación de Delicias. Benigno Blanco ha reiterado asimismo el compromiso del Ministerio de Fomento para que esa inauguración se produzca antes de finales de 2002 aunque ha vuelto a dejar abierta la fecha concreta.

Frente a la opinión de los sindicatos de la construcción, que prevén que la obra se termine en abril de 2003, Blanco afirma que a finales de 2002 estarán acabadas todas las instalaciones necesarias para que el uso ferroviario de la estación sea ?óptimo?: los dos aparcamientos- casi 2.000 plazas- el gran vestíbulo de entrada, el transfer y las operativas las líneas de alta velocidad. ?Todo lo que necesita una estación para ser usada como medio de acceder al tren y a la ciudad estará terminado?, afirmaba Blanco, quien reconocía también que no estarán finalizadas en esa fecha las instalaciones accesorias.

El responsable ministerial no ha querido adelantar de momento los horarios y precios del tren de Alta Velocidad pero sí el modelo del primer AVE que llegará a la capital aragonesa. Será, según ha dicho, un IC3 de la compañía alemana Siemens. Benigno Blanco ha avanzado, por otra parte, que la estación del Portillo permanecerá abierta y en funcionamiento durante un tiempo tras la llegada del AVE para poder concluir todas las inversiones previstas en la red convencional. Aunque sin ir al detalle, Benigno Blanco preveía contratiempos para los usuarios de los trenes convencionales en ese periodo. ?Cuando actúas sobre la red convencional que se está usando hay momentos en que tienes que interrumpir la circulación o trasladarla a otras horas?, comentaba. En este sentido, Blanco ha precisado que los servicios ferroviarios convencionales alternarán sus salidas y llegadas en la antigua y la futura terminal. No ha querido responder en cambio a la llamada del Ayuntamiento de Zaragoza para que el Fomento adelante el dinero para poner en pie el puente del Tercer Milenio.

OBRAS AVANZADAS

El secretario de Estado de Infraestructuras ha realizado todas las declaraciones anteriores durante una visita a las obras de la estación intermodal, que, desde mayo de este año, han experimentado un considerable avance. La estructura y cubierta del edificio están prácticamente concluidas y el vestíbulo y las vías muy avanzados. En los aparcamientos faltan tan sólo los detalles y la techumbre, uno de los puntos más complicados del proyecto, va también a buen ritmo.

Tras recorrer la obra, Benigno Blanco ha resaltado la espectacularidad y arquitectura de la estación así como su concepción al servicio del hombre. ?No pierde estética ni, visualmente, el carácter humano. Uno tiene la sensación de estar en un espacio que se acota a las dimensiones del ser humano, y eso es muy bueno para que los usuarios puedan sentirse cómodos en su paso por ella?.

También ha recorrido las obras los padres de la intermodal, los arquitectos Carlos Ferrater, José María Valero y Juan Broseta, quienes han confirmado que van adelantadas sobre los plazos marcados. Valero ha insistido en su deseo de legar el edificio a la posteridad y Broseta en que la estación será ?la mejor de Europa?.

Pero además de los arquitectos, ha acompañado al responsable de Fomento una nutrida comitiva ataviada con cascos y chalecos reflectantes sobre el traje. En el grupo estaban presentes, por ejemplo, el delegado del Gobierno en Aragón, Eduardo Ameijide, el consejero de Obras Públicas de la Diputación General de Aragón (DGA), Javier Velasco, el alcalde en funciones de Zaragoza, Antonio Suárez, representantes de todos los grupos políticos del Consistorio zaragozano y el presidente del Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), Juan Barrón.

La estación intermodal de Delicias se extiende sobre una superficie de 188.000 metros cuadrados en la avenida de Navarra y funcionará como una micro-ciudad. Contará con hoteles, centros de negocios, oficinas y gimnasio. Allí se centralizarán también los servicios de autobús que en la actualidad están dispersos por Zaragoza. El Gobierno de Aragón, responsable de la estación de autobuses que incluirá la intermodal, espera tenerla lista a mitad de 2003.

Comentarios