Los barbastrenses prefieren nichos caros y cómodos

Los barbastrenses prefieren el lujo y la comodidad de los nichos más cercanos para atender a sus seres queridos. La herencia de los nichos forma parte de una tradición arraigada en el cementerio de la Ciudad del Vero, cuya creación data de principios del siglo XIX (1.807-1.808), y que actualmente cuenta con 5.000 enterramientos.

La compra de un nicho oscila entre 300 y 1.200 euros, según la altura del nicho y la antigüedad, aunque la mayoría de las familias heredan los nichos de sus antepasados. El resto, asegura Joaquín Ferrer, canónigo administrador del cementerio, que la mayoría de la gente tiende a comprar aquellos nichos que son más caros, debido a la comodidad del lugar para poder atender mejor las tumbas de sus familiares, ?he visto entierros en los que la familia ha llegado a gastarse hasta 3.000 euros sólo en coronas de flores?, comenta.

El nicho es la principal opción a la que recurren los familiares para enterrar a sus seres queridos, aunque actualmente existe un problema de espacio para dar cabida a la construcción de nichos. Los enterramientos apenas se realizan en el cementerio barbastrense, aunque todavía hay gente que los solicita; su precio va en función de las horas que destine el enterrador a cavar la fosa, aunque siempre resulta más barato el alquiler de un nicho. El camposanto cuenta además con veinte panteones familiares, cuyo precio ronda los 3.000 euros.

Además de los gastos que supone dar sepultura a nuestros seres queridos, los familiares deben pagar anualmente una tasa ya establecida de 70 euros, destinados al acondicionamiento del cementerio.

Destinar un espacio y un lugar de descanso para nuestros seres queridos no es el primero ni el único gasto, ya que el propio enterramiento, ya sea en nicho o en tierra, conlleva a una serie de gastos mínimos como es la compra del féretro, cuyo precio oscila entre 631 y 2.884 euros.

Un entierro en la ciudad de Barbastro suele ser sencillo, al precio de 1.846 euros, donde se incluiría los recordatorios más dos coronas de flor natural (342 euros), el velatorio (270 euros), el traslado en coche fúnebre, el acondicionamiento del cadáver, el sudario y el cubredifuntos (186 euros), además de las esquelas que tradicionalmente se reparten por las calles de la ciudad (59 euros).

LA FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS, UN DÍA ESPECIAL PARA VISITAR A LOS SERES QUERIDOS

En la actualidad el cementerio de Barbastro cuenta con aproximadamente 5.000 enterramientos, desde que se construyó hace 200 años, con un promedio de 110 anuales. Las visitas a lo largo del año son muy numerosas, ?aunque a veces los familiares no acuden tan a menudo como deberían hacerlo, para el cuidado de las flores y la limpieza de la tumba?, según explica Ferrer. Son días especiales como el de Todos los Santos, Semana Santa o el día de los Fieles Difuntos cuando la gente se vuelca en el arreglo de los nichos y la decoración. El número de visitas diarias que se realizan en el cementerio barbastrense es entre 15 y 20 personas, mientras que los días festivos se concentra un mayor número de familiares y amigos que acuden al camposanto.

Comentarios