Flores y recuerdos para los seres queridos en el día de Todos los Santos

Han sido muchas las colas de coches que, a lo largo de la jornada de hoy, se han podido ver en las inmediaciones del cementerio de Huesca, en un tráfico que debía ser regulado por la Policía Local.

Miles de personas han rendido su especial homenaje a sus difuntos, colocando ramos de flores naturales o artificiales en las tumbas y nichos. El cementerio, con sus altos cipreses, lucía espectacular repleto de flores y colores. Y como es habitual cada año, la corporación municipal, encabezada por el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, asistía al acto religioso en la capilla del Cementerio. Posteriormente se ha depositado una corona de flores en la Cruz de los Caídos, se han lanzado pétalos de rosas sobre la fosa común y el osario, y se han visitado las tumbas de los capitanes fusilados en 1930, Fermín Galán y García Hernández, donde han depositado sendos ramos de flores.

Algunas personas acudían hoy al cementerio en solitario. Las más, lo hacían en familia. Pero todas ellas con la ilusión de recordar a sus seres queridos. Muchos de los visitantes ya estuvieron días atrás en el cementerio, con el fin de dejar las tumbas y lápidas listas para revista, hoy, con las jardineras y jarrones llenos de flores.

El cementerio de Huesca cuenta en la actualidad con 13.000 enterramientos en nicho. El ayuntamiento ha terminado en los últimos días las obras de cementado del paseo que va desde el monumento a los Caídos a la zona nueva. El camposanto se encuentra realmente bien.

Mañana, día de los fieles difuntos, el cementerio de Huesca volverá a contar con la presencia de numerosos oscenses. Hoy, mientras, las tumbas más adornadas, las más llenas de flores eran como siempre las de los gitanos, con el Rey a la cabeza.

Comentarios