El futuro de las harineras, de la Plaza Tarragona o el destino del solar de la Cámara se determinan esta semana en el PGOU

Estamos en un momento fundamental. Los grandes asuntos de la ciudad, desde el punto de vista urbanístico, se determinan esta semana.

La Comisión de Urbanismo procederá al estudio de las alegaciones que tienen que ver con problemas enquistados desde hace años como la Plaza Tarragona y su destino, o la salida del casco urbano de las harineras. Así mismo otras cuestiones y su solución definitiva como la reubicación de la subestación eléctrica de la calle Doctor Artero, o el destino del solar de la Cámara serán reflejadas el PGOU.

Someramente se conocen las soluciones que se van a dar a estos problemas, soluciones no definitivas hasta que sean respaldadas por los grupos municipales.

Así el Plan General, por ejemplo cambiará la calificación de la Plaza Tarragona, pasando de ser reserva escolar a zona verde, de tal forma que el Ayuntamiento tendrá entonces las manos libres para proceder a la expropiación del terreno, algo que hará en cuanto el Plan sea aprobado.

La cuestión de las harineras tiene una solución algo más complicada. Parece que se impone una operación urbanística de grandes dimensiones que permitiera obtener los suficientes rendimientos económicos como para afrontar el traslado de las dos harineras hasta el futuro apeadero de mercancías, en la nueva variante ferroviaria. Ahora hay que determinar si se apuesta por la construcción de dos grandes torres, alguna de ellas de 20 pisos, o por bloques de 8 ó 9 alturas.

El solar de la Cámara es uno de los asuntos prácticamente cerrados y consensuados, ya que, al menos, PSOE, PAR y PP propiciarán la operación que la propia Cámara ha propuesto, y que no es otra que la construcción de un pequeño hotel de lujo, una amplia zona verde y la apertura de una calle, junto al convento de Santa Clara, que una la Plaza del mismo nombre y el barrio de los Olivos.

Finalmente el Plan también deberá contemplar una operación urbanística de importantes dimensiones en la actual subestación eléctrica de la Avenida Doctor Artero para poder reducir esta instalación y, en parte, trasladarla a las afueras de la ciudad. Además de permitir esa operación el Ayuntamiento ha diseñado un nuevo puente sobre el isuela en la parte trasera de estos terrenos.

Comentarios