El Ministro de Agricultura anuncia que el libro blanco estará finalizado en la primavera de 2003

20021022arias cañete.jpg

Aragón Press.- El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, han inaugurado la jornada monográfica dedicada al Libro Blanco de la Agricultura y Desarrollo Rural en Aragón, celebrada en Zaragoza.

En su intervención, el responsable de esta área en el Gobierno central ha afirmado que el Libro Blanco de Agricultura estará finalizado en la primavera del año 2003. En él, se recoge un análisis integral de la agricultura española y las diferentes propuestas de estrategia que hagan frente a la reforma que la Unión Europea pretende realizar.

Un análisis integral de la agricultura española y las diferentes agriculturas autonómicas con propuestas de estrategias a corto, medio y largo plazo que gocen de un amplio consenso de toda la sociedad, de todas las regiones y por tanto sean políticas que se pongan en marcha desde la coordinación y la lealtad institucional.

Estos son los aspectos que el Libro Blanco de la Agricultura incluirá una vez concluido en la primavera del próximo año, según ha afirmado el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien esta mañana ha inaugurado la jornada monográfica dedicada al respecto y al desarrollo rural en Aragón.

Por el momento, Arias Cañete ha afirmado, según ha recogido Aragón Press , que se han encontrado sorpresas en cuanto al censo agrario, en cuanto al tamaño de las explotaciones y en cuanto al número de agricultores a título personal que existen y en cuanto a las orientaciones productivas del sector ganadero hacia agriculturas muy intensivas, ?aunque todavía es prematuro para hacer valoraciones, ya que hay que finalizar el análisis porque ha habido una gran participación de la sociedad y desde la Universidad y por parte de las organizaciones agrarias?.

Dentro del proceso de elaboración del Libro Blanco de la Agricultura se están estudiando todos los capítulos, desde la estructura agraria española hasta los seguros, las políticas agroindustriales, el fomento al cooperativismo, la fiscalidad del campo y el sistema arrendaticio. Una de las conclusiones que Arias Cañete ha señalado es que los agricultores demandan una legislación arrendaticia más flexible para poder adaptar su capacidad productiva a las tendencias de los mercados con rapidez y eficacia. ?Todo ello va a significar que el Libro Blanco tenga un amplio desarrollo legislativo posteriormente?, ha precisado.

Respecto a las sorpresas, también apuntadas por el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, es que hay muchos preceptores de políticas agrarias pero no todos son agricultores a título personal que tengan como principal fuente de ingresos la agricultura y que tengan su trabajo y su residencia en el mundo rural. ?Cuando se diseñan políticas agrarias destinadas a los agricultores y a fijar población en el núcleo rural estos datos hay que tenerlos en cuenta?, ha afirmado el ministro.

Y es que, de un millón de agricultores que hay en España, poco más de 350.000 tienen como única fuente de ingresos la agricultura. Las otras son agriculturas a tiempo parcial, complementarias, de fin de semana, por lo tanto no son de dedicación exclusiva.

REFORMA DE LA PAC

Respecto al descenso de las ayudas comunitarias a la agricultura que la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) propone, Arias Cañete ha señalado que dentro de las perspectivas financieras hasta el año 2006 si se establece un sistema transitorio como el que tuvo España de introducción paulatina en la percepción de ayudas comunitarias con el actual marco financiero se puede solventar.

No obstante, a partir del 2007, ha puntualizado, habrá que discutir unas nuevas perspectivas financieras para la Unión Europea en las que ?estoy seguro que encontraremos soluciones razonables?. En este sentido, ha afirmado que la Unión Europea seguirá apoyando su agricultura, ya que no es competitiva si no recibe apoyo.

?En el estudio de impacto que ha hecho el Gobierno se comprueba que una bajada de precios internacionales del 10%, acompañada de una reducción del 20% de las ayudas y de desacoplar éstas de la producción llevaría que una Comunidad como la de Aragón perdiera cerca de 370.000 hectáreas?, ha explicado.

Esto pone de manifiesto, ha puntualizado, la vulnerabilidad de algunas agriculturas autonómicas que tienen una fortísima dependencia de las ayudas comunitarias, como Aragón, ?donde casi el 40% de la renta agraria depende de la subvención agraria?.

Por este motivo, Arias Cañete ha insistido en que en España hay que apostar por la unidad en la defensa de una posición española ?frente a la reforma que pretende la Comisión Europea?. La alternativa prevista por el Gobierno central es cambiar todo el sistema de modulación que pretende la Unión Europea y las ayudas desacopladas.

En el caso de Aragón, Arias Cañete considera imprescindible cambiar el sistema de penalización que tienen los productores de arroz, cambiar la modulación y evitar que las ayudas sean totalmente desacopladas. ?El horizonte que se está barajando es que solo se desacoplen el 15% de las ayudas, lo que permitiría dar una ayuda multifuncional fija a todos los agricultores de casi 50 euros por hectárea, lo que evitaría los efectos negativos del desacople del 100%?, ha explicado.

Por su parte, Gonzalo Arguilé ha insistido en los cambios que se exigen en la reforma de la PAC en los que se encomienda a los agricultores a evitar la desertización, a forestar y en definitiva a conservar la naturaleza.

Son unas exigencias que ?los agricultores han de llevar a cabo de manera que los alimentos sean baratos y además sin producir excedentes, aumentando a su vez los costes?, ha precisado el consejero de Agricultura. Estas exigencias, según Arguilé, deberían añadir una memoria económica que diga ?cómo se va a financiar la reforma?.

PACTO DEL AGUA

Respecto a las obras de regulación de agua, Arias Cañete ha explicado que ejecutar todas las obras del Pacto del Agua es una política suficientemente ambiciosa ya que se trata ?de dotar a Aragón de las infraestructuras que nunca ha tenido de la capacidad de regulación y de tener agua cuando, donde y como se necesita?.

Para el ministro de Agricultura, es imprescindible que de momento se ejecuten todas las obras que hay en el Pacto del Agua, con las reformas que se hicieron cuando se aprobó el Plan Hidrológico Nacional, ?donde en Aragón se establecieron inversiones complementarias muy por encima de los importes presupuestarios previstos?. ?Lo que hace falta ahora es desbloquear las obras de infraestructuras y eliminar los inconvenientes que impiden la normal ejecución de las mismas?, ha puntualizado.

En este sentido, ha añadido que el Plan Nacional de Regadíos, en el que se incluye una transformación de 140.000 hectáreas, se puede ver incrementado ?si tenemos el ritmo que en la actualidad se sigue?. Para Arias Cañete, las obras para regadíos va a una velocidad ?altísima?.

Comentarios