Desciende cerca del 400% las hectáreas quemadas en incendios forestales en Aragón, en Huesca ardieron 659 hectáreas

La campaña de prevención y lucha contra los incendios forestales en Aragón se ha saldado con un total de 1.182 hectáreas quemadas, lo que supone un descenso del 389% respecto al año pasado cuando ardieron 4.600 hectáreas.

Estos datos, que alcanzan hasta el 30 de septiembre, además de ser los mejores resultados en términos de superficie en los últimos tres años, confirman la operatividad del dispositivo de prevención y extinción, ya que el número de siniestros ha sido mayor que el año pasado. En este sentido, a lo largo de estos diez meses se han producido 452 incendios forestales, un 11,3% más que en la campaña anterior.

En cuanto a la superficie quemada, de las 1.182 hectáreas afectadas, 490 hectáreas han sido arboladas, frente a las 2.002 hectáreas de la campaña pasada. Por provincias, en Huesca han ardido 659 hectáreas (141 arboladas); en Zaragoza, 434 hectáreas {292 arboladas) y en Teruel, 89 hectáreas (57 arboladas). La superficie media por incendio en Aragón ha sido de 2,61 hectáreas, cifra muy inferior a la media nacional que fue de 5, 72 hectáreas. lo cual expresa nuevamente los buenos resultados de la Comunidad Autónoma de Aragón.

No obstante, el número de siniestros ha seguido una tendencia opuesta, con un total de 452 incendios frente a los 406 de la campaña anterior, de los que 215 se han producido en Zaragoza; 102, en Teruel, y 135, en Huesca.

Para el Departamento de Medio Ambiente, la relación entre en incremento del número de incendios y la disminución de sus consecuencias pone de manifiesto la efectividad de dispositivo, tanto en la inmediatez de llegar al siniestro como en la actuación de los efectivos de extinción. Esta valoración se corrobora en el tipo de incendio medio, que de los 452 siniestros producidos hasta final de septiembre, nada menos que 335 (74,1 %) han sido conatos, no superando una hectárea de superficie forestal, mientras que 117 fueron propiamente incendios. De estos últimos, 86 (19,0 %) recorrieron superficies entre 1-5 hectáreas, y tan sólo 31 (6,9 %) han superado la superficie de 5 ha. En el conjunto estatal, a mediados de septiembre, los conatos representaban un 66 %, y se han producido un total de 6 grandes.

En Aragón no se ha producido ningún gran incendio este año (por encima de 500 ha ).

Las principales causas de los incendios forestales son las negligencias en un 41%, seguidos de los fenómenos naturales (rayos), 32%, intencionados 12% y desconocidos, un 8%. Respecto a las épocas del año, en invierno, principios de primavera y otoño: los incendios se deben a las quemas agrícolas y prácticas pastorales. Es decir, los incendios se producen fundamentalmente por negligencias por palie de personas principalmente vinculadas al ámbito rural. En verano son principalmente de origen natural, debido a las tormentas secas acompañadas de fuerte aparato eléctrico. También se ha detectado un ligero incremento del porcentaje de incendios supuestamente intencionados, pasando del 8% al 12%, si bien muchos de ellos están bajo investigación.

LA INVERSIÓN

La inversión de este año ha sido 12, 7 millones de euros. Esto supone un importante crecimiento respecto a los anteriores años, permitiendo de este modo consolidar el operativo que venia desplegándose en años anteriores y poner en marcha las nuevas líneas de actuación contempladas en el Plan.

Los buenos resultados globales obtenidos en la campaña de incendios de 2002, considerando el número de incendios y la relativamente escasa superficie afectada, han confirmado el acierto del impulso supuesto por el Plan de Acción Forestal y de Conservación de la Biodiversidad en 2002, en cuanto a la eficiencia y la rapidez de los servicios técnicos en acudir al siniestro.

MEDIOS DE LA CAMPAÑA

La Campaña de Prevención y Lucha Contra los Incendios Forestales de 2002 desarrollada por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón comenzó el 1 de enero y terminará el 31 de diciembre. La campaña se ha subdividido en 5 fases durante las cuales se ha producido un escalonamiento de medios de detección y extinción en función del riesgo existente.

En el dispositivo han intervenido cerca de 2.000 personas, entre medios propios y de otras instituciones. Con efectivos que en el ámbito terrestre del Gobierno de Aragón han consistido en la guardería forestal, formada por más de 200 agentes de protección de la naturaleza, 62 cuadrillas terrestres y seis helitranspoliadas, así como seis helicópteros y otros medios aéreos del Ministerio.

Comentarios