Títeres, circo y danza serán las propuestas de esta temporada de Menudo Teatro

20021011menudo teatro.jpg

Desde este fin de semana hasta Navidad, un domingo sí y uno no, los niños oscenses podrán disfrutar de los espectáculos organizados por ?Menudo Teatro?, una iniciativa del consistorio local en colaboración con Los Titiriteros de Binéfar. El encargado de levantar el telón será el teatro de la Luna, habitual en el Teatro Reina Sofía de Madrid, que representará la obra ?Elmer, el elefante? en el Centro Cultural Matadero a las 12.00 de la mañana.

Por cuarto año, los niños podrán disfrutar de teatro, títeres y espectáculos de diversa índole de la mano de importantes grupos del ámbito nacional e internacional en el Centro Cultural Matadero, debido a que el salón de actos del Centro Cívico se encuentra en obras. Cuando éstas finalicen, las actuaciones volverán a su lugar habitual ya que el escenario es más propicio.

Desde el área de cultura del Ayuntamiento de Huesca se apunta que ésta es una buena oportunidad para que los niños se acerquen al teatro, una opción que deben conocer para, en el futuro, poder decidir si les gusta o no.

Una oportunidad que según Paco Paricio, director de Los Titiriteros de Binéfar, crea una comunicación entre padres e hijos al tener que explicarles algunos aspectos de la obra que no se han entendido.

Menudo Teatro divide el curso académico en dos temporadas: la primera de octubre a Navidad y, la segunda, de enero a junio. Cada una de ellas cuenta con un presupuesto de 4.500 euros, a lo que hay que sumar la taquilla. Un capital excesivamente ajustado, según sus organizadores, para todo lo que finalmente se logra. El pasado año alrededor de 4.000 personas disfrutaron de este evento, cifra que esperan se repita esta edición.

Con excepción de los domingos 27 de octubre y 3 de noviembre, que habrá espectáculo semanas seguidas coincidiendo con el Festival Periferias, para cruzar ambos eventos. Y se hará con un espectáculo de danza española para niños y una actuación circense, caracterizada por ser próxima al teatro de calle con malabaristas, diávolos... y con cierto aire vanguardista en el sentido en que hace que los niños participen en la obra.

Comentarios