CEOS-CEPYME Huesca valora muy positivamente la supresión del IAE para los autónomos y las pequeñas empresas

CEOS-CEPYME Huesca ha valorado muy positivamente la supresión del IAE para los empresarios autónomos y las pequeñas empresas, contemplada en la reforma de la financiación local que previsiblemente va a aprobar el Consejo de Ministros en su reunión de esta mañana.

Para la Confederación, la eliminación de este impuesto, que grava la mera actividad empresarial, con independencia del resultado positivo o negativo de la misma, va a suponer una importante reducción de costes para los autónomos y las pequeñas empresas, lo que en definitiva resulta positivo para la mejora de su competitividad y de la creación de empleo.

En este sentido, y a la espera de conocer en profundidad el alcance de la reforma, la supresión del IAE para estas empresas es, en opinión de CEOS-CEPYME Huesca, una decisión muy positiva, que desde hace años venía reclamando la propia Confederación.

Sin embargo, la satisfacción con que es acogida esta medida en el ámbito de las pequeñas empresas se ve empañada por el hecho de que la eliminación del impuesto no es total, como se venía reclamando. Así, CEOS-CEPYME Huesca advierte del peligro de que al mantener e incluso incrementar de manera exagerada el IAE en las grandes empresas y en muchas de las medianas, con el consiguiente incremento de costes para estas empresas, este incremento se vea trasladado y repercutido en las relaciones empresariales entre proveedores y clientes, de manera que en la práctica se vería seriamente limitado el pretendido efecto de minoración de costes, derivado de la supresión del IAE, en las actividades empresariales de las pequeñas empresas y de los autónomos.

En este sentido, la Confederación confía en que esas posibles consecuencias negativas sean previstas y tenidas en cuenta durante el trámite parlamentario de esta reforma para que, en la medida de lo posible, se subsanen las causas que las motivan.

Comentarios