Barrabés ampliará su mercado en Europa para contrarrestar el "boicot" estadounidense

La empresa Barrabés ha comenzado una nueva estrategia: abrir mercados en Europa para compensar el bloqueo que Estados Unidos le mantendrá durante el año y medio de moratoria por la que se le impide anunciar allí sus productos.

El presidente de esta empresa dedicada a la venta de artículos de montaña y esquí a través de Internet, Carlos Barrabés, ha indicado que la compañía está teniendo ?graves problemas logísticos en Estados Unidos?, país que supone el 25% de la facturación. Para paliar en la medida de lo posible estas dificultades, la empresa va a diseñar una política de ventas que se dirigirá sobre todo al centro de Europa, seguramente Alemania, donde ya vende productos aunque no de forma masiva.

El Wall Street Journal ponía el pasado mes de julio en pie de guerra a toda la pequeña y mediana empresa de los EEUU. El periódico conservador publicaba un artículo en el que apuntaba la creación de un lobby de presión para competir con la pequeña y mediana empresa europea. Por tanto la batalla está planteada con todos los sectores, no sólo con el de distribución de material deportivo, y está promovida por al administración Bush.

Carlos Barrabés compra material de montaña en cualquier parte del muindo al mejor precio del mercado y lo vende en el mercado que más paga por él. El negocio es así de simple, aunque para la viabilidad del mismo es necesario poseer una buena red de distribución.

Para Barrabés la exportación no es otra cosa que ?simplemente vender? debido a su ubicación, algo que dejó de ser un problema con la incorporación de las nuevas tecnologías. Ello supuso crecer y tener capacidad para gestionar entornos más amplios. ?Fue un salto complicado pero queríamos crecer y la única forma de vender fuera del valle pasaba por vender a distancia porque no queríamos vivir fuera de la montaña? ha señalado Carlos Barrabés en una conferencia sobre modernización de las empresas organizada por la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

La empresa familiar, nacida hace casi ochenta años en Benasque, lleva siete años operando también en Internet, lo que le ha supuesto que la facturación pasara de 240.000 euros de media a catorce millones de euros que registró en 2001. Con el tiempo Internet se ha convertido en un medio más de creación de marca, ya que se han incorporado nuevas empresas como una editorial o una agencia de viajes y son ya cien los empleos directos que genera la empresa.

Comentarios