Labordeta solicita al ministerio de interior responsabilidad a la hora de asumir las competencias en materia de seguridad en la ciudad de Huesca

La Comisaría de Policia oscense lleva 21 años sin recibir agentes licenciados en la academia de Ávila. Desde 1981, todas las nuevas incorporaciones que han llegado a la Comisaría Provincial de Huesca han pasado previamente varios años de servicio en otros destinos. Este hecho ha influido de forma importante en la paulatina reducción del número de efectivos de la plantilla, sobre todo desde hace unos 10 años

Incluso una auditoria interna sobre la Comisaría de Policía de Huesca, elaborada por la Subsecretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, ha reconocido la perentoria necesidad de incrementar los efectivos del Cuerpo.

Para Labordeta "si los agentes se incorporan con 15 o 20 años de servicio, su vida laboral en Huesca se acorta, ya que a los 55 años pasan a la Segunda Actividad, mientras que si llegan agentes recién licenciados de entre 20 y 25 años de edad, la plantilla se rejuvenece y no se pierden tantos efectivos". Esta situación de envejecimiento de la plantilla , unido al traslado de efectivos a otros destinos y a las bajas médicas, han hecho que actualmente, la plantilla de la comisaría de Huesca cuente con un 36 % menos de efectivos de los que contempla el catálogo de puestos de trabajo (9 puntos por encima de la media estatal, establecida en un 25 %. Esto significa que a los 85 agentes que hoy en día está en activo en la Comisaría de Huesca, habría que añadir otros 40 más para tener la plantilla completa al cien por cien. Además de los 85 agentes en activo, no son realmente operativos un 30 %.

El incremento de 11 efectivos durante este año no ha servido para incrementar la plantilla de una forma significativa, ya que en lo que va de año también otros cuatro agentes se han ido destinados a otras comisarías, donde han pasado a la Segunda Actividad y otros tres están pendientes de recibir la baja permanente.

Lo que si parece claro es que los pequeños delitos han aumentado tras la puesta en funcionamiento del proyecto Policia 200, ya que de los 15 agentes que fueron destinados a la Policía de Proximidad, sólo el 40 % de ellos sigue trabajando en este departamento. Sin olvidar que estos delitos son producto de la falta de una política social integral, es decir, de la ausencia de un auténtico Estado del Bienestar.

Para Labordeta "esta situación nos lleva a que la Policía Local de Huesca deba asumir una serie de tareas que no son de su competencia, impidiendo ampliar servicios que si lo serían, como la creación de una Policía Local Asistencial".

Por todo ello el diputado de CHA, José Antonio Labordeta ha realizado una batería de preguntas al Ministerio del Interior para conocer cuántos agentes de Policía Nacional llegarán a Huesca con el nuevo plan de Seguridad que va a poner en marcha el gobierno central. También solicita información acerca de la predisposición del Ministerio del Interior para aumentar las vacantes que se convocan en el concurso general de méritos y en incorporar alumnos en prácticas de la academia de Ávila durante los meses de verano.

Comentarios