Cartas al Director: Renovación en la Cofradía de Triste

José Luis Estallo

El pequeño pueblo de Triste, perteneciente al municipio de Las Peñas de Riglos, está ubicado en un bello paraje junto a las orillas del pantano de La Peña, cuenta con un conjunto Torre-Iglesia rehabilitado en los años 1995-98, por el entonces párroco D. Felipe García con la colaboración de todos los vecinos, tiene unas 30 casas, que durante el verano están habitadas, aunque durante el invierno sólo viven tres o cuatro familias, ha vivido éste año una circunstancia especial.

Triste ha festejado éstos días la fiesta del día de la Cofradía de Nuestra Señora la Virgen del Rosario, en la que se ha reunido la Asamblea General anual, se celebró la Eucaristía ofrecida por los cofrades difuntos, presidida por el padre escolapio D. Ricardo Mur, párroco de Triste y tuvo lugar una cena de confraternidad en la que por primer año han participado las mujeres, tal como se acordó en la reunión del ?Capitol? dos semanas antes.

La cofradía de Nuestra Señora la Virgen del Rosario, de Triste (Huesca), según consta en el libro I, de los cuatro que posee, fue fundada en 1601.

Siglo y medio más tarde, el 20 de Septiembre de 1757, fue refundada y erigida conforme a los nuevos tiempos por el M. Ap. Fr. Joseph Hernández, prior del Convento Real de Santa Cristina de la Orden de Santo Domingo de Jaca, dotándola de nuevas Constituciones, las cuales figuran en el libro II de la Cofradía.

En 1889, siendo párroco D. Ignacio Samitier, se redactaron las ?Nuevas Normas de la Cofradía?, los Estatutos que han regido hasta el presente. Pueden verse en el libro III de la Cofradía.

El 20 de Octubre del 2001, reunida la Junta de la Cofradía en el Capítulo Ordinario anual, con motivo del CUARTO CENTENARIO de la misma se acordó por unanimidad comenzar el proceso de renovación y puesta al día de los Estatutos, dando a la Cofradía un carácter acorde con los tiempos y abierta a todos los del pueblo.

En la Asamblea General se pusieron en práctica los nuevos Estatutos aprobados por el Obispo D. Juan José Omella Omella, Administrador Apostólico de Jaca, ingresando varias mujeres que hasta ahora no podían ser cofrades. En la misma fue elegida la nueva Junta que quedó compuesta por el Clavario-Presidente: D. Juan José Pardo, Secretario: D. Daniel Dieste, Tesorera: Dª Mari-Nieves Otal, y tres vocales.

Comentarios