En proyecto la segunda fase de la ermita de Nuestra Señora de Dulcis

20021019ermita santa maría de dulcis.jpg

El ayuntamiento de Santa María de Dulcis espera iniciar en los próximos meses las obras de la segunda fase de la rehabilitación de la ermita de Nuestra Señora de Dulcis ubicada en la Comarca del Somontano. El Gobierno de Aragón mediante el decreto 124/2002 de 9 de abril, declaraba Bien de Interés Cultural, en la categoría de monumento, la denominada Ermita de Nuestra Señora de Dulcis, en la localidad de Buera, término municipal de Santa María de Dulcis.

La primera fase está totalmente consolidada y el consistorio está preparando las trámites para continuar la rehabilitación, según explica Mariano Lisa, alcalde del municipio, ? la primera fase esta terminada y a partir de ahora esperamos con ansiedad la segunda fase. Antes hay que comprobar que la estructura resiste, que no aparecen más grietas y está totalmente consolidado el edificio. Hemos puesto una serie de testigos de yeso para ver la evolución del ciclo?.

La Ermita de Nuestra Señora de Dulcis se trata de un santuario construido sobre el lugar donde, según la tradición, se apareció la Virgen sobre un panal de abejas, de ahí su advocación. En origen existió una construcción románica de principios del S XIII, que fue sustituida entre 1658 y 1664 por una nueva construcción barroca, siempre dependiente de la cercana Colegiata de Santa María de Alquézar.

El templo actual consta de nave única cubierta con bóveda de cañón con lunetos, dos capillas laterales en el primer tramo de la misma, a modo de crucero, y cabecera de planta cuadrada cubierta con cúpula sobre pechinas provista de linterna, A los pies se sitúa un coro alto y en el presbiterio, adosada al lado norte, la sacristía.

El mayor interés reside en la decoración realizada en yeso que recubre todo el interior: bóveda de cañón, arcos fajones, arcos torales, cúpula del presbiterio y capillas laterales. Se trata de una profusa decoración en la que conviven motivos de tradición mudéjar, como el entrelazo y las estrellas, con otros propios del barroco más clasicista, que consiguen crear un espacio dotado de una gran plasticidad y movimiento.

Entre las actuaciones futuras figura la recuperación del interior de la ermita, consolidación de yesos, estudio de pintura y recuperación del suelo.

Comentarios