El consistorio local busca financiación europea para restaurar las riberas de los ríos Isuela y Flumen

20021002flumen.jpg

Con el objeto de definir las actuaciones en los ríos Isuela y Flumen para restaurar los valores ambientales, consolidar la integración paisajística y conseguir un corredor fluvial funcional y educativo, el Ayuntamiento de Huesca ha elaborado un anteproyecto que buscará su financiación en la Unión Europea.

El anteproyecto, realizado por el Área de Medio Ambiente del consistorio local, se titula ?Restauración y mejora ambiental de los ríos Isuela y Flumen a su paso por el término municipal de Huesca?. Las actuaciones a llevar a cabo se dividen en tres grandes bloques íntimamente ligados entre sí.

El primero de ellos es la restauración y conservación de los cauces, de los sotos y del patrimonio arquitectónico como azudes o antiguas fuentes de manantiales naturales que se han ido perdiendo. Según uno de los técnicos encargados de la elaboración del proyecto, Francisco Bergua, la recuperación de este patrimonio es importante porque ha formado parte de los ríos.

Otras dos acciones que se pueden destacar es la continuación en la canalización, en unos 400 metros, desde el puente de San Miguel hasta el Camino de la Cruz del Palmo, lo que se realiza por una cuestión de seguridad y la creación de una ?Casa del agua?, un edificio que asemeja a un museo del agua en todas sus dimensiones. Ésta podría ser ubicada, según el anteproyecto, en el futuro parque del entorno de la piscina cubierto con el río Isuela.

El anteproyecto, realizado por los técnicos del consistorio local, ha sido presentado ante la Confederación Hidrográfica del Ebro, quien se encarga de hacerlo llegar a Madrid y de ahí, a Bruselas. El miembro de la comisión de medio ambiente del ente municipal, Gonzalo Lapetra, insta a los populares a mostrar su interés por este ambicioso proyecto, lo que facilitaría la aprobación comunitaria.

Este anteproyecto, que puede ser susceptible de modificaciones, está pendiente de contar con una subvención de la Unión Europea para afrontar la totalidad de los cerca de 12 millones de euros que supone. En una previsión inicial, el proyecto puede ponerse en marcha en un plazo de dos años, siempre y cuando la Comisión Europea acepte la solicitud.

Comentarios