Los barbastrenses consideran que la canonización de Balaguer traerá más beneficios económicos que religiosos

20021003Casa Escrivá.JPG

En Barbastro estos días no se habla de otra cosa: la canonización de Escrivá de Balaguer centra todas las miradas, las conformes y las críticas. Partidarios y detractores de la figura de Monseñor, todos coinciden en señalar que es un acontecimiento importante para la ciudad que conllevará más bondades económicas, por la atracción turística, que las puramente religiosas.

Una parte de los barbastrenses, la mayoría de ellos personas mayores, seguirán la transmisión de la canonización por la televisión pública. Consideran que el hecho de que ?a partir de ahora haya un santo hijo de este pueblo? es un acontecimiento histórico que no se pueden perder y lamentan no haber podido realizar el viaje a Roma.

Otra parte de la población, la gran mayoría, seguirán el acontecimiento sólo si se encuentran en casa, aunque no tienen un interés especial en vivir la canonización en directo. En general el hecho se interpreta desde el punto de vista del turismo o político, más que desde la creencia. ?no lo voy a ver porque no tengo tiempo y tampoco me interesa demasiado, pero creo que es una cosa buena para el pueblo y también de cara al desarrollo de la ciudad y de la comarca?, decía un ciudadano; ?nunca como en estos días se habían visto en Barbastro tantos turistas de tan distintos sitios del mundo?, comentaba otra señora.

También hay quienes andan bastante enfadados con el bombo que se le está dando a la noticia, y aunque reconocen el ?boom turístico? que vive la ciudad esta semana, son detractores del Opus Dei y no encuentran motivos para que Escrivá de Balaguer se convierta en santo: ?y si yo me muero...¿también me harán santa? a lo mejor yo tengo más motivos que ese señor. Además, ¿santo de qué? ¿de hacer dinero?? era la respuesta de una joven barbastrense.

La polémica está servida. Lo único seguro es que el domingo buena parte de los barbastrenses vivirán pendientes de la televisión o la radio; la interpretación de lo que se viva en esa jornada dependerá del criterio de cada cual.

Comentarios