El sector eléctrico experimentará una revolución a medio plazo

2003010909 electricidad.JPG

A partir de enero de 2003, el sector eléctrico español quedará liberalizado. Después de muchos años de monopolio, ahora se abre a la libre competencia. Las empresas, sobre todo las de medio y pequeño tamaño, deberán adaptarse a las nuevas circunstancias adaptando la gestión al nuevo mercado. Sin embargo los expertos, reunidos hoy en Barbastro en el marco del VI Seminario Interno de ASEME (Asociación de Empresas Eléctricas), consideran que los efectos no se dejarán notar a corto plazo, aunque sí en unos años.

Josep Mª Reig, presidente de ASEME, es defensor a ultranza de la liberalización en el sector eléctrico porque, en su opinión, al final beneficiará a todos: ?supone más oportunidades para los consumidores, que podrán elegir compañía, y para las empresas, que podrán competir libremente en el mercado?

Sin embargo los expertos desconfían de que el mercado español esté preparado de momento para afrontar una situación de libre competencia, por lo que prevén que el tránsito será lento y que los efectos se notarán a medio plazo, sobre todo para los consumidores. Presumiblemente el precio bajará, aunque también a la larga. Reig considera que por el momento el número de empresas es demasiado escaso para que los efectos de la liberalización sean visibles, pero el panorama cambiará pasados unos años de lógica transición: ?habrá que ensanchar los operadores que hay en el mercado, las empresas son las que son y mientras no aumente su número la competencia seguirá siendo ficticia y no real?.

Pero el cambio no solo lo notarán los consumidores; las empresas tendrán que experimentar necesariamente una transformación interna que pasa por un cambio radical en la gestión y en la especialización de servicios, ?tendrán que adaptarse, eso es evidente. Cada empresa encontrará en la especialización la salida a la libre competencia, y buscará los servicios en los que se crea más fuerte?

Comentarios