El Consistorio pide al Gobierno Central un ARI y la mejora de las entradas carreteras a la ciudad

Una reivindicación que ha realizado el Alcalde de Huesca después de que el Partido Popular anunciara partidas presupuestarias en los próximos presupuestos para financiar tanto la construcción de un Centro de Interpretación del Agua en las afueras de Huesca, como la recuperación de las riveras del Isuela y el Flumen según el diseño realizado por el Area de Medio Ambiente Municipal.

El Alcalde oscense se ha alegrado por estos anuncios y espera que se conviertan en realidad pronto con la ejecución presupuestaria. Fernando Elboj, puestos a pedir, le recuerda al Gobierno Central, más concretamente al Ministerio de Fomento, que Huesca está pendiente de la financiación de un nuevo ARI, un Area de Rehablitación, ya que la anterior está agotada presupuestariamente.

Así mismo el Ayuntamiento sigue pendiente de otra intervención consistente en mejorar las entradas a Huesca desde la Autovía, por la avenida Martínez de Velasco, y desde la Nacional 240, por el Paseo Ramón y Cajal. En uno y otro caso estamos hablando de la construcción de varias rotondas y la mejora general de la vía.

El Consistorio ya elaboró en su día el oportuno proyecto, el cual fue trasladado al Ministerio de Fomento para su cuantificación y posterior financiación, pero hasta la fecha no ha habido una respuesta oficial por parte del Ministerio. Ahora el Alcalde, ante el interés mostrado por el gobierno central en determinados proyectos, quiere llamar la atención sobre este que pasa por ser una de las prioridades de la ciudad.

Según en el proyecto de travesías elaborado por el ayuntamiento, en la Avenida Martínez de Velasco se deberían construir otras dos rotondas, además de la ya existente en el cruce con la Roda Sur: una a la altura del cruce del Sabeco y otra junto al cuartel de la Guardia Civil. Por otra parte en el Paseo Ramón y Cajal se han diseñado cuatro rotondas, la más importante se ubicaría sobre el actual puente del Isuela, uno de los cruces más conflictivos de la ciudad.

Comentarios