UPA Huesca critica la revisión de la PAC por desprofesionalizar el campo

Desde la Unión de Pequeños Agricultores se apunta que la revisión prevista en la Agenda 2000 a medio plazo que sólo trataba de ajustar algunos sectores a la evolución de los mercados y controlar el gasto, ha desembocado en una reforma de gran calado, que afecta a elementos sustanciales de la Política Agraria Comunitaria. En este sentido, la propuesta de revisión supone una reforma mucho más en profundidad que la que se aprobó en la Agenda 2000 y conceptualmente es más radical que la que se adoptó para algunos sectores en el 92.

UPA añade que la filosofía que inspira la reforma puede ser compartida por la mayor parte de la sociedad europea y formula objetivos que concitan un amplio consenso: orientar la producción agraria al mercado, dar respuesta directa a las nuevas demandas de mejora en la calidad y salubridad de los alimentos, conservar el medio ambiente, garantizar el bienestar animal y preservar el paisaje, el patrimonio cultural, así como potenciar el equilibrio social y la equidad, o simplificar la gestión administrativa.

Sin embargo, las propuestas concretas de actuación no responden a esos objetivos ya que encierran, por un lado, un recorte presupuestario para abordar parcialmente los costes de la ampliación de la UE, y por otro, la desvinculación total del apoyo público de la producción. Todo ello implica una desprofesionalización, la perpetuación de las diferencias productivas entre Estados miembros, un riesgo de deslocalización de las producciones, el incremento de la especulación, dificultar el relevo generacional; en definitiva, perjudicar especialmente a las explotaciones profesionales.

En todo caso, una propuesta como la que se plantea debería ir acompañada de un estudio profundo sobre las consecuencias de la misma en los diferentes Estados miembros y sectores, estudio del que carece el documento.

Comentarios