El Consistorio espera que la lluvia alivie la situación de Vadiello

20021008VADIELLO nuevo.jpg

Ha tardado, pero al final la lluvia ha llegado a Huesca. Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Huesca aseguran que hay agua para dos meses, aunque también reconocen que el embalse de Vadiello presenta un mínimo histórico. El almacenamiento del pantano ha bajado hasta los 2 hectómetros cúbicos, lo que nunca había ocurrido hasta la fecha. No obstante no se quiere sembrar la alarma, hay agua para dos meses y la última lluvia que ha llegado a Huesca puede aliviar la situación.

Hasta la fecha nunca ha hecho falta tomar una medida tan drástica como la restricción del suministro, pero si la lluvia no continuara con una cierta intendisdad en los próximos días no se descarta esa posibilidad.

Huesca recibe agua, en su mayor parte, de Vadiello, pero también de las Fuentes de San Julián y de las Paulesas. Además cuenta con una pequeña balsa de decantación en Loporzano con caudal suficiente para una semana.

Vadiello se encuentra en estos momentos al 13 por ciento de su capacidad total de almacenamiento, frente al 50 por ciento de hace 1 año.

En 1995 el Ayuntamiento de Huesca estuvo a punto de llevar a cabo restricciones de agua, ya que el Pantano se encontraba entonces también en un mínimo histórico, con 2,7 hectómetros cúbicos. La situación a día de hoy es todavía más preocupante ya que solo hay 2 hectómetros cúbicos de reservas.

De momento se va a esperar a la evolución de la climatología, y en función de la misma se tomará una decisión.

La situación por la que pasa Huesca en estos días ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad del Pantano de Montearagón, un pantano que, entre otras cosas, deberá resolver el abastecimiento futuro de agua de boca en Huesca.

Comentarios