La Asociación Río Aragón cree que la única vía para salvar Sigüés es el descarte del proyecto por la vía judicial

20021008artieda.gif

La Asociación Río Aragón, ante el anuncio de la CHE de que sacará a información pública el estudio técnico de los muros de Sigüés, ha enviado un comunicado en el que expone que ?este anuncio no es más que un glope de efecto de la Confederación ante el acorralamiento judicial al que está sometido el proyecto de recrecimiento de Yesa?. Añade que ?el proyecto de la presa, recurrido en instancia judicial por el ayuntamiento de Artieda y la Asociación Río Aragón, es el único vigente y aprobado oficialmente, e incluye la inundación y el traslado del casco urbano de Sigüés y de sus habitantes?, y afirma rotundamente que ?Hoy por hoy, la única vía para salvar Sigüés, dado el nulo interés de la administración por hacerlo, es el descarte del proyecto por la vía judicial?.

?Estamos convencidos, han afirmado, ?de la inviabilidad técnica y económica de unos muros que encerrarían Sigüés, con lo que el estudio técnico no pasará a la fase de proyecto y no se ejecutará, ya que ni siquiera está incluido en el proyecto de recrecimiento ni tiene consignación presupuestaria, tal como ha reconocido la propia CHE. Con todo ello la administración hidráulica lanza una cortina de humo para enmascarar el boicot que realiza a los proyectos de desarrollo de la Jacetania, como el informe desfavorable al Plan General de Ordenación Urbana de Sigüés que incluye la puesta en marcha de un polígono industrial recientemente aprobado por el Consejo Comarcal de la Jacetania?.

Según la Asociación, ?la única vía para salvar Sigüés, es el descarte del proyecto por la vía judicial Los numerosos contenciosos administrativos planteados por la tramitación de esta obra, así como la querella criminal contra tres ex altos cargos del Ministerio de Medio Ambiente a buen seguro que conducirán, no sólo a su paralización administrativa sino al descarte definitivo, como en el caso de Santaliestra?.

Además, concluyen que ?no podemos entender el cinismo y empecinamiento de la administración central en querer sacar adelante un proyecto contestado social, administrativa y judicialmente, salvo por motivos puramente electoralistas?.

Comentarios