Inaugurada una nueva vía ferrata en el barranco de Mascún

20021008Vía ferrata Rodellar.jpg

La Vía Ferrata está ubicada en el Espolón de la Virgen, y tiene 110 metros de altura. Es la segunda de estas vías que se han creado en Aragón dentro de un plan financiado por el departamento de Turismo del Gobierno de Aragón y que incluye la realización de 10 vías ferratas distribuidas por toda la comunidad. La primera de ellas fue la de Santa Elena, en el Valle de Tena, y se inauguró el 7 de mayo.

La intención del Gobierno de Aragón es crear una serie de vías que garanticen la total seguridad para los montañeros y excursionistas. Las ferratas se han calificado por tres niveles de dificultad. La que ahora se ha inaugurado, la del Espolón de la Virgen, corresponde al nivel 2, media-alta, aunque fácilmente accesible para usuarios medianamente experimentados, siempre en compañía de un guía. Javier Garrido, miembro de Aragón Aventura y encargado de diseñar la vía, explica las características del recorrido: ?Tiene algunos tramos verticales pero por razones de duración y acceso no es de excesiva dificultad. Son 110 metros de desnivel por 300 metros de recorrido, tiene tres tramos verticales y los demás tumbados o incluso de andar, la duración del ascenso es de aproximadamente una hora y media?.

El ascenso termina en la Ermita del Castillo, donde las vistas son ?maravillosas?, en palabra de Luís Estaún, director general de Turismo del Gobierno de Aragón, quien ha estado presente en la inauguración e incluso ha hecho el recorrido. Estaún ha asegurado además que este plan de Vías Ferratas ?animará el turismo de esta zona, puesto que cada vez son más las personas que se decantan por este tipo de actividades al aire libre?. El resto de vías proyectadas se distribuyen en Teruel (Peñaroyas), en Zaragoza (Jaraba), y en Huesca (en Canfranc y Oroel y dos más en el Valle de Tena).

Comentarios