El Gobierno suprime el IAE para casi todas las empresas

El PP ha hecho realidad su promesa electoral de suprimir el Impuesto de Actividades Económicas para los autónomos y las pequeñas y medianas empresas. Una medida que puede desencadenar serias protestas de las entidades municipales, ya que el próximo año, los ayuntamientos, para los que este impuesto es su segunda fuente de recursos fiscales, dejarán de percibir gracias a la eliminación de esta figura fiscal 847 millones de euros (140.929 millones de pesetas), según los cálculos del Ministerio de Hacienda.

El departamento ha previsto varias medidas, como la cesión a los entes locales de un porcentaje de hasta seis impuestos estatales, con las que confía paliar esta pérdida, si bien no hay cuantificación concreta del impacto económico de la iniciativa en las arcas municipales.

A poco más de siete meses de las elecciones municipales del 25 de mayo, el Ejecutivo de Aznar presentó su propuesta de financiación local. Un documento que no recoge algunas de las aspiraciones más preciadas de los ayuntamientos: la compensación clara por la perdida de recursos con la supresión del IAE y el establecimiento de una tasa municipal para las empresas de telefonía móvil. Dos asuntos que aún deben negociarse con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), pero en las que el Gobierno no parece dispuesto a revisar su posición.

La negociación

Hacienda descartó involucrar a los partidos de la oposición en la negociación y prefirió centrar las conversaciones en las entidades que "tienen responsabilidades de Gobierno", según el ministro Cristóbal Montoro, quien apuntó que las conversaciones con los grupos políticos se producirán sólo durante la tramitación parlamentaria de la ley, y no antes.

En la FEMP, no obstante, no existe uniformidad de posturas. El PSOE e IU se mostraron "escépticos" ante la propuesta gubernamental y exigieron que se detalle "con cifras" cómo se va a compensar a los ayuntamientos por la pérdida de recursos. El PP considera que la propuesta gubernamental es suficiente porque no habrá "merma" de recursos, según vaticinó la presidenta de la FEMP y alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien advirtió de que el texto gubernamental está "abierto y es flexible" para acoger cambios.

El Gobierno presentó el borrador de la reforma de la ley de Haciendas Locales, en la que se sustentará el sistema de financiación local que entrará en vigor el 1 de enero próximo, con la novedad sobresaliente de la supresión del IAE para todas las personas físicas del régimen de autónomos y para aquellas empresas que este año facturen menos de un millón de euros.

Comentarios