La Diócesis Barbastro-Monzón ordena tres nuevos sacerdotes

Este sábado, festividad de la Virgen del Pilar, serán ordenados sacerdotes en la Catedral de Barbastro, los diáconos Roberto Blanco, Miguel Angel Chicharro, naturales de Barbastro, y Rafael Carrasquer, de Belver de Cinca. Una buena noticia para la Diócesis, cuya ceremonia estará presidida por el Obispo Juan José Omella.

Tras muchas deliberaciones y reflexiones, los tres futuros sacerdotes han decidido dedicarse al sacerdocio, una decisión difícil de tomar y para la que han tenido que prepararse durante cinco años en Zaragoza, realizando estudios de Filosofía y Teología como seminaristas, hasta el momento de su ordenación como sacerdotes.

Rafael Carrasquer, ha sido agricultor de profesión, aunque ha participado en numerosas colonias organizadas por diferentes parroquias altoaragonesas. Carrasquer confesaba llevar la vocación muy dentro, ?siempre he estado metido en la parroquia de Belver de Cinca, participando en las diferentes actividades que se han organizado. Dentro de mí he llevado la vocación y, conforme iba pasando el tiempo, me lo planteé y le dije sí al Señor?.

Por su parte, Miguel Angel Chicharro, natural de Barbastro, fue durante mucho tiempo cantante de un grupo de música y profesionalmente dedicado a la publicidad, hasta que decidió ser sacerdote. Para Miguel Angel es una gran satisfacción poder entregarse a los demás a través del sacerdocio, una ceremonia que espera con mucho ilusión y para la que lleva preparándose cinco años. ?La vocación se ha forjado a lo largo de los años. Cuando regresé a Barbastro me puse en contacto con la parroquia de San Francisco y comencé a alejarme poco a poco de todo hasta que entré en el Seminario de Zaragoza durante cinco años. Ahora espero con impaciencia el momento de ordenarme sacerdote junto al resto de mis compañeros?.

El tercer diácono que se prepara para ser sacerdote es el barbastrense Roberto Blanco, restaurador de la administración tras realizar estudios de Artes y Oficios en Barcelona. Un cambio importante en su vida, una vocación por la que tuvo inclinación desde muy joven, aunque tal y como explicaba Roberto, ?la vida te lleva por muchos caminos y te hace dar muchas vueltas hasta que verdaderamente uno se da cuenta de dónde esta su sitio?.

Los tres sacerdotes celebrarán su primera misa al día siguiente de su ordenación. Miguel Angel la realizará en la parroquia barbastrense de San Francisco, Rafael en la de Belver de Cinca y Roberto espera hacerla en el Hospital de Barbastro, centro en el que ha realizado su pastoral como diácono.

Comentarios