Andrés Hernándo se llevó el provincial de pesca de salmónidos

2003100202 pesca ANDRES HERNANDO.jpg

El pasado fin de semana tuvo lugar el Campeonato provincial de Salmónidos Lance, clasificatorio para el Campeonato de España de la modalidad del año 2003. La competición se desarrolló en el coto de Oliván en el río Gallego, uno de los escenarios que el año próximo acogerá pruebas del Campeonato del Mundo, por lo que también era bueno conocer como se encontraba en la actualidad una vez concluida la campaña oficial de pesca y poder constatar las buenas sensaciones que en todos los aficionados a la pesca que lo han visitado había dejado en la actual campaña.

La participación fue de 35 deportistas de 12 clubes provinciales: Aragonesas con 4 deportistas, Barbastrense 4, España Francia 1, Juan de Lanuza 4, La Garchola 4, Mayencos 3, Pescadores del Pirineo 2, Ribagorza 2, San Jorge 2, Santa Quiteria 1, Virgen de la Violada 4 y G.M.S. con 4. El coto de Oliván fue dividido en dos tramos: del barranco de Arás al final de la chopera de Senegüe y el otro tramo de aquí a la desembocadura del río Aurín. Las dos jornadas de competición no defraudaron en ningún momento alcanzando un gran nivel en numerosos deportistas.

Tras las dos pruebas, la clasificación general quedó encabezada por Andrés Hernando (Mayencos de Jaca). La segunda posición fue para Iván Gericó (Aragonesas) y tercero Javier Español (Barbastrense). También consiguieron la clasificación para el campeonato de España de 2003 Carlos Anoro (San Jorge), Jesús Bosque (Aragonesas), Juan Blanes (La Garchola), Julián Vergara (Aragonesas) y Juan Manuel Escartín (GMS).

Se capturaron un total de 423 piezas de las cuales 213 fueron válidas superiores a 20 cm. Mayor número de piezas y pieza mayor para Andrés Hernándo de Mayencos de Jaca con 34 truchas y una trucha mayor de 45 cm.

Se contó como siempre con la colaboración de los Agentes de Protección de la Naturaleza de la D.G.A. de gran ayuda para la Delegación Provincial. Un buen campeonato, con un gran ambiente, en un escenario que no llegó a dar lo mejor de si mismo por el caudal de agua que bajaba.

De las dos jornadas de pesca en el coto de Oliván se ha sacado una conclusión muy importante por parte del equipo técnico de la Federación. El río Gállego esta regulado y sufre alteraciones de caudal a lo largo de los días de la semana y en un mismo día a lo largo de las horas. Cuando el caudal del río baja o se encuentra bajo como ocurrió el domingo las truchas no tienen prácticamente actividad.

Este fenómeno que se venía observando desde otras competiciones ha quedado definitivamente refrendado en esta, por lo que para la época en que se celebre el Campeonato del Mundo va a ser primordial que el caudal de agua que baje por el río sea estable y comprendido entre 8 metros cúbicos (tal vez el ideal) y un máximo de 10 metros cúbicos. Por debajo de 8 disminuye mucho la actividad de las truchas y por encima de 10 el pescador deportivo tiene problemas con el caudal y le dificulta la pesca.

Comentarios