El túnel sin fin

Nuria Garcés

Yo, francamente, no le veo la salida, el final a este túnel cuya construcción a mí se me está haciendo eterna. Hablo del túnel de Somport. Vaya de antemano que todo lo que se haga por incrementar la seguridad de esta infraestructura es bueno. Otra cosa es la rapidez con que se llevan a cabo todas las actuaciones, principalmente en Francia, donde no parece que tengan mucha prisa por acabar.

Fechas para la apertura de este túnel, vital para las comunicaciones entre España y Francia, entre la provincia de Huesca y nuestros vecinos galos, se han dado casi podríamos decir, hasta la saciedad. Ninguna se ha cumplido: siempre más obras, más gestiones, más flecos pendientes lo han retrasado. La última que hemos conocido se ha fijado en el próximo 10 de diciembre. Otra cosa es que, la inauguración se produzca ese día o no. Ya se verá.

En la actualidad, nos dicen, se están realizando en Madrid los cursillos a los trabajadores de la empresa adjudicataria del mantenimiento del túnel. Duran varias semanas, lo que les obliga a esperar hasta diciembre. Uno siempre se puede preguntar por qué esto no se ha hecho antes. Recordemos que, recientemente, conocíamos que los responsables de protección civil de la Jacetania ni siquiera conocían el túnel por dentro. Cómo se podía esperar que pudiesen actuar en caso de emergencia. Al final, siempre con prisas. La formación no llega a la par, sino más tarde.

Galerías de ventilación, cámaras de vigilancia, pantallas informativas, luces para marcar la distancia de seguridad, bomberos en la boca del túnel velando por su seguridad... Todo es poco para asegurar que quienes atraviesen este paso lo hagan de la mejor forma posible. Otra cuestión es pensar en la carretera que nos encontraremos en la parte francesa, cuando dejemos atrás el túnel. Eso sería para otro comentario. Lo que parece claro es que la situación de Francia está marcando mucho el ritmo de construcción, o más bien de finalización, del Somport. Es una pena que tanta inversión, tanto trabajo, se eternicen, que no se estén amortizando ya.

Comentarios