Vía libre a la reurbanización y saneamiento de la zona norte del Barrio de San Lorenzo

Tras numerosos debates, todos ellos centrados en la conveniencia o no de derribar una solo inmueble de toda esta zona, el de Casa Susín, el Ayuntamiento de Huesca daba el visto bueno definitivo a la reurbanización de toda la zona norte del Barrio de San Lorenzo.

Se trata de un planeamiento que recoge una intervención en profundidad en una parte del polígono, la de la travesía de las Urreas, Callejón de Azlor y Travesía Ballesteros. Allí se habla de eliminar algunas edificaciones como Casa Susín, y de ensanchar viales para su saneamiento.

Otras zonas degradadas como las traseras de la Basílica de San Lorenzo, la Plaza de Nuestra Señora de Salas o el callejón del Pepe también serán esponjadas.

Sin embargo en otros viales, mucho más poblados, solo se propiciarán diversas promociones de viviendas que vendrán a lavar la imagen de la zona. Es el caso de construcciones como la de Casa Zugasti, la de dos bloques en la calle San Orencio, y otras previstas como la del edificio del bar Ordesa.

El Concejal de Urbanismo, Jesús Pérez Navasa, quería destacar las bondades de este planeamiento que permitirá mejorar una parte neurálgica de la ciudad, una circunstancia que se ha terminado imponiendo a una polémica como la de Casa Susín, que Pérez Navasa considera secundaria en este asunto.

El Planeamiento urbanístico propuesto por el equipo de gobierno era apoyado también por el PP. Chunta se abstenía, precisamente, por su oposición a que se derribe Casa Susín.

El pleno Municipal también aprobaba declarar, solo durante el próximo año, fiesta local el viernes 28 de febrero, ya que el 10 de agosto, San Lorenzo, coincide con un domingo.

La sesión plenaria también apoyaba la propuesta de resolución que presentaba Chunta Aragonesista para diseñar un plan plurianual que permita mejorar los 131 caminos rurales con que cuenta la ciudad de Hueca en su término municipal.

Comentarios