Las restricciones de agua, principal incidencia de la campaña de riego en Huesca

20020930biscarrues.jpg

La campaña de riego está a punto de terminar en la provincia de Huesca tanto en lo que se refiere a Riegos del Alto Aragón como al Canal de Aragón y Cataluña. En ambos sistemas se han sufrido restricciones de agua. Las demandas son muy elevadas y las aportaciones de los ríos han sido escasas. Por este motivo, se está a la espera de la ejecución de las obras de regulación de Biscarrués y de Santaliestra.

El 4 de octubre concluye la campaña de riego en el sistema de Riegos del Alto Aragón. Son 125.000 hectáreas de superficie. Algunas comunidades de base han pasado muchas dificultades este año 2002, año en el que se celebra el 50 aniversario de este colectivo, efemérides que tiene lugar en diciembre aunque se inicia la conmemoración este martes, con la Jornada Informativa que contará con la presencia del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

En el caso del Canal de Aragón y Cataluña, había una enorme preocupación ante la sequía con la que se planteaba esta campaña. Finalmente se ha conseguido no cerrar el canal evitando importantes daños directos en explotaciones. No obstante, las restricciones han sido significativas. Los agricultores han renunciado a cultivos que más agua consumen, se solicitaba mayor porcentaje de retirada de tierras y se habla también de una gestión muy cuidadosa de cara a que el canal permaneciera abierto.

La campaña de riego se cerrará en el Canal de Aragón y Cataluña el 10 de octubre. En los 2 sistemas se lamenta el retraso en la construcción de obras de regulación, como Biscarrués y Santaliestra, lo que va a repercutir en que se reproduzcan las restricciones en sucesivas campañas de riego.

Comentarios