Cartas al director: Mucho por hacer todavía

Editorial revista Terrarum

Red aragonesa desarrollo rural

Por fin, los tan esperados programas de desarrollo rural Leader Plus y Proder se han comenzado a poner en marcha en Aragón. El 96% del territorio va a contar con una y otra iniciativa, que permitirán en estos años, hasta el 2006, consolidar las políticas para el desarrollo rural que empezaros de forma experimental hace algo más de 10 años con aquel LeaderI.

La revista Terrarum ha querido en su número 6, recoger toda la información que pueda ser útil para conocer un poco mejor en qué consisten los programas Leader Plus y Proder, quieénes los van a gestionar en las distintas zonas rurales de Aragón y cuáles son sus prioridades, sus líneas de actuación.

Leader Plus es la consolidación de un modelo de desarrollo participativo, es el propio teritorio el que impulsa el crecimiento de sus pueblos y el que cree en las posibilidades de futuro que existen en él. Si hay algo que nadie pone en duda es el éxito de esta fórmula en la que un programa que emana de la Administración se gestiona desde el propio territorio al que va destinada, con la participación de todos los agentes sociales y económicos de esta zona. La propia Convención Europea de Agricultura, celebrada en junio en Bruselas, reflejó en sus conclusiones la experiencia Leader por promover actuaciones integradas territoriales, los partenariados público-`privados, el intercambio de experiencias o el trabajo en red de los grupos. Y solicitó a las autoridades europeas que esta experiencia sea aprovechada en la futura política agrícola y rural de la UE.

De sus enseñanzas deriva el Programa de Diversificación Económica Rural (Proder) que se pone en marcha por primera vez en Aragón y que está funcionando con buenos resultados en otras comunidades autónomas. Con él se llega a zonas rurales que antes no habían contado con una iniciativa destinada al desarrollo rural.

Con estos dos programas, se van a poder promover actuaciones que permitan diversificar la economía de los pueblos, trabajar par que los jóvenes encuentren un puesto de trabajo y no tengan que dejar el lugar en el que nacieron y poner en valor los recursos naturales y culturales que siempre han estado ahí, pero que antes nadie les concedió la importancia que tienen, más preocupados por buscar otras formas de vida alejadas del medio natural por cuya conservación todos deberíamos estar preocupados. Es necesario seguir trabajando para que en los pueblos sea posible vivir si no queremos lamentarnos un día de haber perdido el extenso y rico patrimonio que posee nuestra tierra porque el medio rural no tenga vida. Debemos pensar que no sólo perdemos un medio de vida económico sino una parte importante de nuestro territorio, se habrá acabado con una cultura, con unas tradiciones...

El objetivo final, de los grupos de desarrollo rural que gestionan estos programas, es ir más allá del 2006. Se debe trabajar para que las Administraciones Públicas no olviden la necesidad de seguir potenciando las políticas de desarrollo rural y no dejar que los pueblos caigan en el olvido.

Comentarios